Fernández Mañueco sobre el curso escolar: “Hay y habrá incidencias, pero estamos preparados para afrontarlas”

El presidente de Castilla y León asegura que la Comunidad hará frente con “seguridad” este año académico y traslada a las familias un mensaje de serenidad y confianza

Tranquilidad. Serenidad. Y confianza. Estas son las tres palabras que más utilizado este viernes el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante su intervención en León el acto instiucional de la inauguración del curso 2020-2021 de enseñanzas escolares de Castilla y León, donde reconocía que está habiendo ya y que habrá incidencias debido a la delicada situación por la que atraviesa la Región en estos momentos ante al repunte de contagios y brotes, pero que la comunidad educativa “está preparada para afrontarlas con garantías".

“El riesgo cero no existe”, decía el presidente en su exposición en este acto inaugural en el que también estaba la consejera de Educación, Rocío Lucas, y en el que Fernández Mañueco ponía de relieve la unidad de acción y de trabajo conjunto que están mostrando los servicios de Educación, Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno autonómico, “implicados al máximo” para hacer frente al “gran desafío” al que se enfrenta esta tierra en su historia más reciente y en colaboración con el Gobierno de España, las entidades locales, comunidad educativa, sindicatos y demás personal, a quienes quería trasladar también su esfuerzo y dedicación para que todo salga bien.

Castilla y León afronta este nuevo, distinto e incierto curso escolar con más de 410.000 alumnos de todas las etapas en las aulas, de los que 35.000 usarán el transporte escolar, y con más de 35.300 profesores, en lo que ha supuesto un aumento de 1.105 docentes que se han contratado este curso para hacer frente a la pandemia y las necesidades existentes para garantizar la seguridad de todos.

En este sentido, Fernández Mañueco recordaba que el curso se iniciaba también con el acuerdo que alcanzaban en la víspera el Gobierno autonómico con los sindicatos para aumentar más si es necesario el número de profesores, así como para agilizar los procesos de sustitución del personal interino y aumentar las posibilidades de conciliación, entre otros aspectos.

Y reafirma la apuesta de su Gobierno en la transformación digital, con el reto de que todos los centros públicos hayan podido arrancar el curso con conexión ultra rápida a internet y disponibilidad de aulas virtuales. "Nunca antes los docentes habían estado tan preparados para prestar enseñanzas online”, aseguraba el presidente, mientras destacaba que se ha pasado de 3.000 a 10.000 dispositivos digitales para aquellos alumnos con dificultades económicas, a los que se sumarán 7.000 más procedentes de la colaboración con el Ministerio de Educación para reducir la brecha digitales.

Otro de los datos de este inicio de curso es que 90.000 alumnos se beneficiarán de la gratuidad de los libros de texto, que otros 50.000 escolares utilizarán el servicio de comedor, 20.000 de ellos de forma gratuita, y que 10.500 dispondrán de servicios importantes para la conciliación de la vida familiar, a través de los programas Madrugadores y Tardes en el Cole".

Y tras reiterar la necesidad de la responsabilidad individual y colectiva ante estos complicados momentos y pedir una vez la ayuda de toda la sociedad para hacer frente y superar la pandemia, Fernández Mañueco finalizaba su intervención renovando su apuesta por la Formación Profesional, que añade una veintena de nuevos títulos, cinco de los cuales se impartirán en los pueblos con la Sanidad y la industria 4.0 como protagonistas de estas titulaciones. También aprovechaba para pedir al Gobierno de España que prorrogue al año que viene los fondos extraordinarios por la Covid y para demandar, una vez más, un Pacto de Estado por la Igualdad Digital en el ámbito educativo.