Las academias, al borde del cierre por la limitación de aforos, alertan de la “bomba vírica” de las clases en "B"

La Asociación de Castilla y León de Academias de Enseñanza (Aclacen) celebra en Zamora su congreso de constitución, donde se sienten agraviados respecto a los colegios e institutos o la Universidad

Malos tiempos para el gremio de las academias de enseñanza, que ha tenido que poner en marcha una asociación en Castilla y León para reivindicar sus derechos ante las Administraciones y que les oigan sus reivindicaciones, pero también y sobre todo para defender su futuro. Y es que la palabra que más se escuchaba ayer en esta asamblea es la de cierre.

Y es que este sector educativo, que da empleo a más de tres mil personas en la Comunidad, está en pie de guerra ante lo que consideran un agravio comparativo respecto a los colegios, institutos e incluso la Universidad por las medidas que se han tomado para contener la expansión del coronavirus que, según alertan, abocará a la desaparición de decenas de academias con la consiguiente pérdida de empleo que supondrá.

El presidente de la recién constituida asociación (Aclacen), José María Pérez, denunciaba que la limitación de aforos al 50 por ciento, “algo que no se ha hecho en los centros educativos va a provocar que muchas pequeñs academias tengan que cerrar sus puertas para siempre".

Además, advertía de que este hecho supondrá que haya una proliferación del intrusismo ya de por sí elevado en este sector, ya que aumentarán las clases en "B" en domicilios de particulares de los profesores o de los propios alumnos, y, además, sin apenas medidas de seguridad, lo que supondrá una “bomba vírica” y un problema de salud pública, alertaba.

En este sentido, Pérez explicaba que las academias de clases particulares cumplen unos estrictos protocolos frente a la Covid-19 que sin incluso “más exigentes” que los de los colegios e institutos y que en cambio no pueden garantizar los profesores particulares que ejercen esta actividad sin estar legalizados. “Los profesores que van casa por casa para impartir clases de refuerzo a alumnos representan un vector de contagio frente al nuevo coronavirus porque suponen una “bomba de relojería” de cara a la trasmisión del virus”, insistía, en declaraciones recogidas por Efe.

Por ello, Aclacen va a promover iniciativas parlamentarias en el Congreso y el Senado que confía en que sean apoyadas por todos los grupos políticos para que se persiga de oficio a quienes anuncian clases particulares a través de páginas web de anuncios sin estar dados de alta en esa actividad.

La pretensión es que puedan iniciarse acciones contra esos profesores particulares que se mueven en la ilegalidad al igual que se persiguen también de oficio a quienes distribuyen música o películas de forma ilegal infringiendo los derechos de autor.

Pese a permanecer cerradas desde el pasado 14 de marzo y la suspensión de las clases extraescolares en Castilla y León el primer trimestre del curso,, las academias afrontan ahora “con buenas expectativas” el nuevo curso que inician oficialmente a primeros de octubre en la enseñanza no reglada y de refuerzo educativo.

En el congreso constituyente de Aclacen, al que han asistido unos setenta docentes de enseñanza no reglada que han completado las plazas del encuentro, se han abordado cuestiones como la seguridad en las aulas frente a la covid-19 o las repercusiones de la competencia desleal y la forma de combatirla.

En las conferencias, seguidas también por profesionales del sector de otros puntos de España en retransmisiones en directo a través de Internet, también se han analizado cuestiones como la labor educativa de las academias, su papel en niños con necesidades educativas especiales o la enseñanza en línea de las academias.