Castilla y León defiende que se unifiquen criterios y medidas frente al virus

El Gobierno autonómico pide que se reúna cuanto antes el Consejo Interterritorial de Salud ante la expansión de la Covid en España

El Gobierno autonómico está preocupado por la evolución de la pandemia en España y en la propia Comunidad, con varias poblaciones confinadas como Miranda de Ebro, y Sotillo de la Ribera en la provincia de Burgos, además de Íscar, Pedrajas y Pesquera de Duero, en Valladolid, y al ver que el número de nuevos contagios y brotes activos se mantiene en unas cifras elevadas aunque hayan descendido levemente en las úiltimas 24 horas.

También porque el último día han vuelto a perder la vida otras siete personas más en los hospitales de la Región (dos en Zamora, Valladolid y León, y una en Salamanca) en lo que está siendo un mes de septiembre muy letal.

Tal es así que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, se ponía ayer en contacto con sus homólogos de Madrid y Castilla-la Mancha, con quienes mantiene una relación fluida y periódica para combatir a este virus, para pedir al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que convoque cuanto antes al Consejo Interterritorial de Salud para intentar unificar criterios y medidas comunes en estas regiones para contener a un virus que este domingo dejaba 727 nuevos contagios en toda Castilla y León.

Además, la presión hospitalaria sigue creciendo cada día que pasa y, en estos momentos, hay 684 personas ingresadas en planta y 92 en las unidades de críticos que incluye a los pacientes hospitalizados en unidades de cuidados intensivos (UCI), en las de reanimación (REA) y en otras unidades con adecuada dotación para la atención de pacientes críticos. En este sentido, los mayores problemas se dan en el Hospital Universitario de Burgos (HUBU), donde la ocupación de hospitalizados en las UCI alcanza el 92 por ciento, con once personas, pero también en Palencia, que están al 84 por ciento y diez pacientes, y en el Río Hortega de Valladolid, que se encuentra al 82 por ciento, con trece enfermos en ellas.

«Pedimos una reunión urgente del Consejo Interterritorial de Salud para establecer unos objetivos de actuación en cada momento, ya que estamos viviendo la mayor emergencia sanitaria del último siglo y es imprescindible la colaboración y el trabajo conjunto de todas las administraciones», escribía el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en su perfil personal de Twitter.

El vicepresidente Francisco Igea se hacía eco en su cuenta de esta red social para pedir lo mismo y, además, aprovechaba para contestar en otros tuits a las críticas del secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, para quien la Junta se está poniendo al servicio de la estrategia «enloquecida» de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, además de para «tapar» su «incompetencia» y «culpar» al Gobierno de España.

«La Junta solo pide lo que ha pedido desde el principio: criterios comunes. Algo que ya hicimos para la desescalada y no se nos hizo caso y así nos fue, y también para la reescalada», contestaba Igea, mientras recodaba con ironía al dirigente socialista, al que llamaba también «iluminado», que «somos una nación, aunque no sepas que es eso».

Pese a todo, las buenas noticias llegan una jornada más de las dieciocho personas que recibían este domingo el alta hospitalaria, que dejan en 10.267 la cifra de personas que han superado la enfermedad durante estos más de seis meses en Castilla y León.