El PSOE denuncia que la Junta “obliga” a los ayuntamientos a gastar el dinero que reciben en ladrillo

“Lo que hace falta ahora son ayudas para libros de texto, comedores escolares o para que los comerciantes puedan mantener su negocio”, asegura el líder socialista Luis Tudanca

Un día después de que el Consejo de Alcaldes del PSOE de Castilla y León decidieran recurrir ante el Tribunal Constitucional el decreto que regula la financiación local que reciben los ayuntamientos por parte del Gobierno autonómico, el secretario regional de los socialistas, Luis Tudanca, mete más leña al fuego al denunciar que este decreto supone un “ataque sin precedentes” a la autonomía de los Consistorios, y criticar al Gobierno de Fernández Mañueco que se dedique a hacer propaganda con este tema en lugar de luchar contra la covid, y que haya roto el consenso existente en este tema desde hace seis años.

“La Junta, en mitad de la pandemia, quiere obligar a los ayuntamientos a gastar el dinero que reciben en ladrillo e inversiones cuando lo que hace falta en estos momentos son ayudas para los comedores escolares, los libros de texto o para que los pequeños empresarios y comerciantes puedan mantener abiertos sus negocios”, denunciaba Tudanca este miércoles durante la visita que realizaba ala localidad leonesa y minera de La Pola de Gordón, donde recordaba, además, que la Junta financia a los ayuntamientos con la mitad de dinero que el resto de regiones de la España autonómica.

Sanidad y minería

Por otro lado, durante su estancia en esta comarca minera, el también portavoz del Grupo Parlamentario Socialista volvía a atacar a la Junta por “privatizar” la atención sanitaria y la residencial, pedía una vez la reapertura de los consultorios locales y centros de salud de la Comunidad y reclamaba un plan de incentivos para profesionales sanitarios para cubrir las plazas de difícil cobertura y también recursos suficientes para los ayuntamientos.

Y avanzaba que su Grupo en las Cortes de Castilla y León presentará una iniciativa parlamentaria para pedir a la Consejería de Cultura “implicación y fondos” que permitan “proteger, rehabilitar y acondicionar” el Pozo Ibarra de Ciñera de Gordón. “Es un símbolo de la revolución industrial, de la minería, del desarrollo de una comarca y de sus gentes que han luchado, trabajado y aportado al conjunto del país”, decía Tudanca respecto a este lugar “abandonado” que visitaba junto a la secretaria de organización del PSOE de León y procuradora, Nuria Rubio, y la alcaldesa del municipio, Noemí González, entre otros. “Es incomprensible que un conjunto declarado Bien de Interés Cultural que podría atraer visitantes y con riqueza a la zona se encuentre en esta situación”, apuntaba.

Finalmente, aprovechaba este hecho para recordar las previsiones publicadas la pasada semana por el Instituto Nacional de Estadística en materia de población para los próximos años, en las que se refleja “que Castilla y León es la comunidad autónoma que más población va a perder de toda España”. Una pérdida de población que, para Tudanca, “no es casual”, sino que es “el fruto de las políticas de la derecha durante las tres últimas décadas”, que tienen que ver con “el abandono del medio rural, los recortes en sanidad, la privatización de la atención a las personas mayores en las residencias, la falta de oportunidades para jóvenes que provoca su éxodo permanente y la falta de cuidado de tesoros culturales e industriales”, unas cuestiones que “hay que cambiar para que la tendencia democrática se revierta lo más rápido posible”.