Buscan a un capitán de la Guardia Civil desaparecido en Segovia

No se sabe nada de él desde ayer lunes cuando salió de su casa, en Santa María La Real de Nieva, para ir a trabajar a su puesto en Madrid, donde no llegó a presentarse

Imagen de Jesús Manuel Calvo Ortega, capitán de la Guardia Civil desaparecido
Imagen de Jesús Manuel Calvo Ortega, capitán de la Guardia Civil desaparecidoGuardia CivilLa Razón

La Guardia Civil busca desde ayer a Jesús Manuel Calvo Ortega, un capitán del cuerpo de 52 años que se encuentra desaparecido desde la mañana del lunes, cuando salió de su casa, ubicada en Santa María La Real de Nieva (Segovia), para ir a su puesto de trabajo en Madrid, donde no llegó a presentarse.

Al parecer, Calvo se despidió este lunes por la mañana con normalidad de su familia para ir a trabajar, pero unas horas mas tarde llamaron desde su puesto de trabajo en Madrid para preguntar por su ausencia, según explica la alcaldesa del municipio, en declaraciones recogidas por Efe.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia han informado de que, desde el momento en que se interpuso la denuncia por parte de la familia, se ha activado un dispositivo de búsqueda de la Guardia Civil. El capitán del Instituto Armado, que fue durante años jefe del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) en Segovia, es un hombre de 52 años, de 1,70 metros de altura y de unos 75 kilos de peso, con el cabello corto canoso y los ojos marrones.

Así lo describen los datos publicados en la web del Centro Nacional de Desaparecidos del Ministerio del Interior, donde se detalla que la última vez que fue visto, llevaba puesto un pantalón azul, un jersey azul marino con rayas y unas botas de montaña.

Este lunes, en el mismo pueblo segoviano, de 961 habitantes censados, trascendió la noticia de otra desaparición, en este caso una niña de 13 años que no había cogido el transporte escolar para volver a casa del colegio, y que ha sido encontrada este martes, sobre las 9:30 horas de la mañana.

Una patrulla de la Guardia Civil ha localizado a la joven en la carretera CL-605, a la altura de otro municipio próximo, Tabladillo, a unos cinco kilómetros de distancia de su centro educativo. Según ha sabido la regidora de Santa María la Real de Nueva, se encuentra bien y todo habría sido fruto de un despiste de la niña.