El consejero de Agricultura de Castilla y León sobre Garzón: “Estos comunistas parece que solo usan zapatos de charol. No conocen las botas de regar, ni las de ordeñar”

Jesús Julio Carnero acusa al ministro de demonizar el consumo de carne y exige más respeto al mundo rural

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero visita la explotación ganadera en Villaumbrales
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero visita la explotación ganadera en VillaumbralesBrágimo/Ical

Más críticas a las “desafortunadas” palabras del ministro de Consumo, Alberto Garzón, demonizando la carne, como en su día ya hizo con el azúcar. El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, no se ha mordido la lengua y en un mensaje en su cuenta de twitter respondía a la campaña de Garzón en la que recomendaba reducir el consumo de carne señalando que “estos comunistas parece que sólo usan zapatos de charol. No conocen las botas de regar, ni las de ordeñar”.

Contundente mensaje del consejero, quien también exige “más respeto” al ministro por el mundo rural, por la ganadería y la agricultura de Castilla y León y del resto de España tras publicarse un vídeo donde “alerta del excesivo consumo de carne, así como los daños colaterales que tiene “dicho consumo en nuestra salud y en la del medio ambiente”.

También el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, tildaba de ocurrencia y de “incomprensible” esta propuesta y se preguntaba “qué ha hecho Castilla y León para que se ataque, con sus decisiones, a sectores esenciales en pleno proceso de recuperación”.

Como médico, analizó que el consumo de carne en medida es bueno y ha supuesto un aumento de la esperanza de vida. “Comer carne es bueno, lo que no es bueno es un señor que funciona a base de ocurrencias”, sentenció.

También han reaccionado en su contra las organizaciones agrarias de la Comunidad, como la Unión de Campesines (UCCL), que consideran esta campaña “de desprestigio” con el fin de propulsar contra el sector ganadero usando datos manipulados y parciales.

“Ni es cierto que la alimentación en España por el exceso de consumo de carne nos haga ser un país con una dieta poco saludable, ni es cierto que el poder de contaminación de una vaca se pueda comparar a la de los automóviles”, señalaron.

También anunciaron que van a remitir una propuesta al resto de las OPAS y de asociaciones para mantener una reunión conjunta con el objetivo de hacer frente común con estas actitudes de criminalización al sector ganadero.

Mientras, desde la empresa de producción porcina segoviana Innoporc se ha invitado al ministro de Consumo, Alberto Garzón, a pasar unos días en sus instalaciones, trabajando, para que descubra desde dentro cómo es el día a día en las granjas.

El director general de Innoporc , Miguel Antona, cree que al responsable de Consumo le será muy útil “adquirir conocimientos reales de cómo funciona el sector, cómo se trata a los animales, el nivel de profesionalidad de las personas que trabajan en las granjas y el esfuerzo que se está haciendo apostando por la sostenibilidad y el cuidado del ecosistema”.