Coronavirus

PP y Ciudadanos buscan el consenso parlamentario para reforzar la Atención Primaria rural

Registran una iniciativa en las Cortes de Castilla y León que plantea la cita previa rural con un sistema de atención al usuario y garantiza la presencia de médicos y personal de enfermería en los consultorios

Los portavoces de los Grupos Parlamentarios del PP y Cs, Raúl de la Hoz y David Castaño
Los portavoces de los Grupos Parlamentarios del PP y Cs, Raúl de la Hoz y David Castañomir_icalIcal

Después de que la semana pasada el PP apoyara al PSOE su proposición no de Ley con la que instaba a la Junta a paralizar su reordenación de la Atención Primaria rural de la Comunidad, plasmada en el denominado Plan Aliste, provocando un terremoto político que ha elevado las tensiones entre los dos socios de Gobierno en la Comunidad, los Grupos Parlamentarios de ambas formaciones se ponen manos a la obra para intentar corregir el desaguisado y dar cumplimiento a lo aprobado en el Parlamento autonómico en el último pleno.

Así, populares y “naranjas” han registrado una proposición no de Ley (PNL) en el Legislativo regional para su debate en la próxima sesión plenaria, que pretende avanzar en un acuerdo de Comunidad con los grupos parlamentarios, ayuntamientos, diputaciones y profesionales, que refuerce la Atención Primaria y que, entre otras cuestiones, propone la cita previa en el medio rural como algo esencial para que el médico sepa a quien atiende y evitar desplazamientos innecesarios, pero con un “sistema de atención personal al usuario”.

La propuesta de PP y Ciudadanos, que insta también a la Junta a llegar a ese consenso “sin condiciones previas ni excusas”, se apoya en nueve principios que parten de la “garantía de asistencia presencial médica y de enfermería en todos los centros de salud y consultorios locales de la red.

Entre estos principios se encuentran el compromiso de no reducción de recursos sanitarios del medio rural para trasladarlos al medio urbano; la adaptabilidad de las medidas que se acuerden a cada zona básica de salud, para su puesta en marcha con el consenso de los profesionales y de los ayuntamientos; la potenciación del uso de tecnologías de la comunicación para facilitar la coordinación entre los centros de salud y los hospitales de referencia; o el aumento de la capacidad de resolución de Atención Primaria, dotando a los centros de salud de mayor capacidad diagnóstica, y desarrollando totalmente la historia clínica de área.

La PNL apuesta también por la mejora de las emergencias sanitarias en el medio rural con un mayor número de soportes vitales avanzados y básicos y la puesta en marcha del transporte sanitario aéreo nocturno, así como por el refuerzo del sistema de transporte a la demanda, para una más completa adaptación a las características de cada zona básica de salud o por la mejora de las condiciones de contratación y laborales de los profesionales sanitarios eventuales en el Sistema público sanitario (Sacyl).

Asimismo, cabe señalar que la propuesta incluye otras tres medidas dirigidas en este caso al Gobierno del socialista Pedro Sánchez. Entre ellas, que haya una convocatoria extraordinaria MIR de Medicina Familiar y Comunitaria para absorber la bolsa de grado de medicina que no puede ser contratado por la administración pública al no contar con título de médico especialista, que se agilicen, manteniendo los estándares de calidad, los procesos de homologación de títulos de especialista sanitario no expedidos en la Unión Europea”, y que se impulse un acuerdo con las fuerzas parlamentarias nacionales para redactar un Plan Nacional de Especialistas Sanitarios que permita contar con el número de especialistas médicos y de enfermeras necesarios para dar respuesta a las necesidades en los próximos 30 años.

La proposición no de Ley de Partido Popular y Ciudadanos deja claras también las especiales y complicadas características de nuestra Comunidad en materia de extensión geográfica, distribución territorial y reparto poblacional a la hora de poder prestar el servicio sanitario y sostiene que la Administración autonómica tiene la obligación de prestar servicios educativos, sociales y sanitarios en un territorio con amplia dispersión de la población, con un importante porcentaje de personas que viven en pequeños municipios con alto envejecimiento y en muchos casos con una geografía que complica las comunicaciones.

Finalmente, en la iniciativa parlamentaria se advierte que esta déficit de médicos especialistas no es un problema coyuntural de Castilla y León, sino que también afecta al resto de España, con especial hincapié en la Medicina Familiar y Comunitaria. Por este motivo, el texto de la PNL señala que la situación obliga a una reorganización de los recursos, para poder garantizar la asistencia. Pero esta reorganización no puede comportar una pérdida de plazas en el medio rural.

”Es imprescindible prestar una asistencia sanitaria de calidad, pero sin renunciar a la proximidad, sin cerrar consultorios locales y ofreciendo soluciones a una población que garanticen la equidad en la accesibilidad”, señalan ambas formaciones en la propuesta.