El alcalde de un pueblo de Palencia de 168 habitantes quiere desempadronar a 44

Uno de los vecinos critica esta decisión “surrealista”, a no ser que “quiera quitarse del medio a las personas que le estorban”

Plaza en la localidad palentina de Espinosa de Villagonzalo
Plaza en la localidad palentina de Espinosa de Villagonzalo FOTO: Enrique Caña

Pedro José Muñoz Calvo, alcalde de Espinosa de Villagonzalo, un pueblo de Palencia con 168 habitantes censados en 2020, ha iniciado un expediente para dar de baja del padrón municipal a 44 vecinos, el 25 por ciento de la población de este municipio palentino.

El pasado 1 de julio el tablón municipal se hacía eco del edicto en el que se informaba a los vecinos de Espinosa del inicio del expediente para actualizar el padrón municipal, instando a los que están empadronados y no viven en el municipio a empadronarse en su municipio de residencia y advirtiendo de que “en su defecto se procedería a iniciar contra ellos expediente de inscripción indebida”.

Dicho expediente se ha iniciado tal y como ha confirmado a EFE el alcalde de la localidad, Pedro José Muñoz Calvo, que no ha querido entrar a valorar esta decisión, a la espera de que la resolución sea firme, ya que el expediente iniciado se encuentra actualmente en periodo de alegaciones.

Los que si han querido valorar esta medida son los afectados, 44 personas, muchos de ellos vecinos de toda la vida de Espinosa de Villagonzalo, como Pedro González, que lleva residiendo en Espinosa desde que nació, hace 39 años, y que hace unos días ha recibido, por correo certificado, la resolución de la Alcaldía notificándole “el inicio del expediente para la baja de oficio del padrón municipal por inscripción indebida”.

González ha explicado a EFE que nadie en el pueblo entiende los motivos que ha podido tener el alcalde para iniciar este procedimiento “salvo que quiera quitarse del medio a las personas que le estorban”, como es su caso, ya que ha liderado la oposición al proyecto de construcción de macrogranjas porcinas en la zona.

Además, salvo seis casos contados de personas que ya no viven el en pueblo, el resto son vecinos que están inscritos en el padrón con todas las de la Ley, asegura González, que ha calificado la situación de “surrealista”.

Sobre todo porque hay casos de familias en los que se quiere “desempadronar” a unos miembros y a otros no, e incluso se ha iniciado el expediente para “desempadronar” a un bebe de once meses que lleva diez meses empadronado.

Algunos afectados ya han puesto esta situación en conocimiento de abogados y se están asesorando para ver cómo pueden proceder para “evitar este despropósito”, afirma Pedro González, que tiene claro que nadie va a sacarle del padrón municipal de su pueblo.