Colau aprueba los presupuestos gracias al apoyo del independentismo

BComú, ERC, PSC y JxCat dan el aval a las cuentas del Ayuntamiento de Barcelona que alcanzan los 3.000 millones de euros

Colau logra sus primeros Presupuestos como alcaldesa y augura el inicio de "una nueva etapa"
El teniente de alcalde Jaume Collboni (PSC), la alcaldesa Ada Colau (BComú), y los presidentes de los grupos municipales Ernest Maragall (ERC) y Elsa Artadi (JxCat) anuncian el acuerdo de los Presupuestos municipales, el 20 de enero de 2020. EUROPA PRESS 20/01/2020 EUROPA PRESS

Barcelona parece ajena a las turbulencias de la política catalana. Ada Colau ha logrado hoy aprobar los presupuestos municipales gracias a un amplio apoyo, algo que puede convertirse, además, en el preludio de una nueva etapa «marcada por el desbloqueo», según ha augurado. Son las primeras cuentas que consigue aprobar por vía ordinaria desde que es alcaldesa de Barcelona (2015) ya que, hasta ahora, había tenido que prorrogarlas en dos ocasiones y superar una moción de confianza en las otras dos ocasiones. Con los votos de ERC, BComú, PSC y JxCat, ha recibido el aval de 33 de los 41 concejales que componen el Pleno del Ayuntamiento de Barcelona.

Los presupuestos aprobados alcanzarán por primera vez los 3.033 millones de euros, 386,1 millones de euros más que el año anterior (un 14% más): crecerá tanto la inversión (164,1 millones de euros más que el año anterior) como el gasto corriente (186 millones de euros). Respecto al capítulo de inversiones, al cual el Ayuntamiento dedicará un total de 621,8 millones de euros, destaca sobre todo el aumento de los fondos destinados a la vivienda, que crecerán casi en 100 millones de euros hasta alcanzar la cifra de 171 millones. Mientras que, en relación al capítulo de gasto corriente, el global ascenderá hasta los 2.386 millones de euros, y cabe subrayar el aumento en medio ambiente (415 millones de euros, 26,4 millones más que en 2019); en servicios sociales (356 millones de euros, 23,8 millones de euros más); o, seguridad y movilidad (315 millones de euros, 21,6 millones de euros más).

La previsión también es que los ingresos crezcan notablemente. El presupuesto proyecta un aumento de 128 millones de euros en la transferencia del Estado; un incremento de 43 millones de euros gracias al IBI; 40 millones de euros más por el recargo del impuesto turístico; y, un crecimiento de 80,3 millones de euros en tasas (ocupación del espacio público, alcantarillado o área verde y azul).

La aprobación de los presupuestos, además, confirma el giro de la oposición con Colau. Durante el mandato anterior, la alcaldesa apenas tuvo margen de maniobra en toda la legislatura ante la oposición frontal de todos los grupos políticos. Tras su reelección en junio de 2019 gracias al controvertido apoyo de Manuel Valls, todo parecía que podía seguir por los mismos derroteros –pese a que ganó músculo porque gobierna en coalición con el PSC y entre ambas fuerzas suman 18 concejales y la mayoría está situada en 21–, Esquerra ha virado hacia una postura más conciliadora y, en este sentido, ha arrastrado incluso a JxCat.

Colau, lejos de contentarse con este pacto, ha reclamado compromiso a todas las fuerzas para lograr que haya presupuestos en Cataluña y España. «Nos hemos de esforzar en que las instituciones funcionen», ha pedido, tras tomar la palabra de manera extraordinaria una vez se aprobaron las cuentas. En la misma línea se ha mostrado el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, quien ha afirmado que este pacto presupuestario inaugura «tiempos de acuerdos y de cambios».

Ernest Maragall (ERC) y Elsa Artadi (JxCat) han reivindicado su papel en la aprobación de estos presupuestos, aunque han advertido de que estarán vigilantes para que se ejecuten.

Finalmente, María Luz Guilarte (C’s) ha considerado que son un «cambio de cromos» con los presupuestos de la Generalitat, y Josep Bou (PP) ha cargado contra las medidas fiscales. Valls ha denunciado que buscan «dar oxígeno» al Govern.