Colau multará a las motos aparcadas en la acera

El Ayuntamiento quiere “recuperar las aceras" para los peatones

Motos aparcadas en una acera de Barcelona
Motos aparcadas en una acera de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha retomado este febrero la campaña 'Ciutat de Vianants' para sacar motos estacionadas en aceras estrechas y zonas peatonales y fomentar que aparquen en la calzada, en aparcamientos subterráneos y en aceras señalizadas y con la amplitud necesaria.

En declaraciones a la prensa, la concejal de Movilidad de Barcelona, Rosa Alarcón, ha dicho que desde este lunes de desplegarán informadores en zonas "prioritarias" para explicar la normativa y explicar las alternativas más próximas.

Después de la fase informativa, la Guardia Urbana iniciará un período de avisos a través de notificaciones a los motoristas, y, finalmente, se iniciarán las sanciones y retirada de motos estacionadas incorrectamente.

Alarcón ha afirmado que el objetivo es "recuperar las aceras" para los peatones y liberarlas de obstáculos, especialmente para las personas con movilidad reducida y las que llevan coches para bebés, en una campaña que ya se inició en 2017.

2.000 MOTOS MAL APARCADAS EN GRÀCIA

El consistorio prevé que la campaña sea especialmente "intensiva" en el barrio de la Vila de Gràcia, donde se han detectado más de 2.000 motos estacionadas de forma irregular en la acera, lo que genera problemas de accesibilidad.

El concejal del distrito de Gràcia, Eloi Badia, ha asegurado que en el perímetro formado por Travessera de Gràcia, Gran de Gràcia, Diagonal y Via Augusta se han llegado a detectar hasta 150 motos mal aparcadas, en una zona con "alta densidad de colegios".

En Barcelona hay más de 70.000 plazas de aparcamiento señalizadas para motos, sin tener en cuenta las aceras en las que está permitido estacionar, lo que, según Alarcón, asciende hasta las 175.000 plazas, y a las que se deben sumar las que hay en aparcamientos subterráneos.

ORDENANZA ACTUAL

Según la ordenanza, se puede aparcar en paralelo en aceras de entre tres y seis metros de amplitud, y si la acera mide más de seis metros, se puede estacionar en semibatería, siempre que haya más de tres metros libres para pasar.

Alarcón ha asegurado que, desde que se inició esta campaña en 2017, se ha reducido un 44% las motocicletas mal aparcadas en acera en las zonas en las que se ha actuado, y ha avanzado que la medida se extenderá durante todo el mandato.

Imprimir