Desarticulada en Barcelona una banda que robaba mediante clonación de tarjetas bancarias

Obtenían los datos mediante páginas engañosas distribuídas en Internet

Agentes de la Policía Nacional, conjuntamente con la Guardia Urbana de Barcelona, han detenido en el marco de una operación contra el fraude bancario y la falsificación de tarjetas, a siete personas. Se llevaron cuatro registros domiciliarios en el Eixample y otro en una tienda de telefonía sita en el Raval de Barcelona.

La investigación se inició a raíz de la detección por parte de los investigadores de la existencia de una organización criminal muy activa dedicada a la obtención fraudulenta de datos bancarios con los que realizar compras de productos tecnológicos para su posterior reventa y que estaba conformada mayoritariamente por ciudadanos de nacionalidad brasileña.

El desarrollo de las pesquisas ha puesto de manifiesto el amplio abanico de actividades delincuenciales detrás de las cuales se encuentran los investigados y que entre otros ilícitos, se hallarían, la clonación de tarjetas de crédito/débito, la falsificación de documentos públicos (pasaportes, carnés de conducir, etc.); y de mercantiles (alteración de cheques de cobro en entidades bancarias), todas ellas encaminadas a conseguir un gran beneficio económico, de forma directa a través del cobro de los cheques o bien a través de la reventa de los productos adquiridos de forma engañosa.

Para ello, adquirían productos tecnológicos de alta gama y de primeras marcas a través del comercio electrónico; utilizaban para su pago, tarjetas de crédito/débito cuyos datos de titularidad y seguridad habían sido previamente obtenidas mediante técnicas de phishing o carding de sus legítimos titulares.

También lograban clonar tarjetas con las que creaban el soporte plástico para poderlas utilizar presencialmente en comercios y realizar las compras; acreditaban la identidad de su verdadero titular mediante documentos previamente falsificados.

Los productos adquiridos eran revendidos; se trataba de aparatos tecnológicos de gran demanda y fácil salida en el mercado negro tales como móviles, tablets y portátiles

Se ha podido determinar su implicación en el cobro de cheques falsos de diversas entidades bancarias, así como la apertura de cuentas mediante documentación falsa con las que posteriormente contrataban productos y créditos que nunca llegaban a satisfacerse.

La investigación ha puesto de relieve que el grupo criminal habría obtenido 575.953,86 euros con estas modalidades delictivas, habiéndose identificado hasta el día de la fecha 228 víctimas todas ellas extranjeras. Por el momento, la operación se ha saldado con la detención de siete personas, seis de nacionalidad brasileña y una pakistaní, quien regenta una tienda de telefonía en el Raval de Barcelona.

En los registros practicados los agentes localizaron equipos informáticos, tarjetas bancarias en blanco para su clonado, impresoras, numerosos teléfonos Smartphone de última generación, adquiridos de forma ilegal, dinero en efectivo, así como numerosa documentación relacionada con los hechos investigados.