Barcelona renueva el Plan de barrios con 150 millones

El programa 2021-2024 se estrenará en Verdum, Can Peguera, Turó de la Peira, Prosperitat, Carmel, Can Baró y Poble Sec

El Plan de barrios que impulsó en su día Pasqual Maragall se ha revelado como una herramienta muy útil en manos de los sucesivos ayuntamientos para paliar, en parte, al menos, las desigualdades de la ciudad. La profunda herida que dejará el coronavirus a su paso por la capital catalana impone la reedición del plan este mandato y el gobierno municipal lo ampliará a siete barrios más. Así, el programa se 2021-2024 se estrenará en Verdum, Can Peguera, el Turó de la Peira, la Prosperitat, Carmel, Can Baró y el Poble Sec. Además, abarcará todo el Raval, que en la primera edición sólo era el Raval Sur.

El presupuesto de esta segunda edición, en cualquier caso, se mantiene en 150 millones. Los barrios en los que ya se había actuado continuarán en dos fases. En algunas zonas, habrá un despliegue integral e intensivo: Vallbona, Ciutat Meridiana, Torre Baró, Trinitat Nova, Roquetes, Trinitat Vella y el Besòs y el Maresme. El resto de barrios seguirán en fase de mantenimiento, sin inversión en obras pero con programas educativos, de empleo y rehabilitación.

El gobierno municipal ha justificado la inclusión de estos siete barrios nuevos porque “por sus indicadores y su tendencia requieren de una intervención extraordinaria”. De esta forma, el Plan de barrios intentará “revertir las desigualdades estructurales” en Vallbona, Ciutat Meridiana, Torre Baró, Trinitat Nova, Roquetes, Trinitat Vella y el Besòs y el Maresme.

Balance del primer Plan de barrios

El Plan de barrios 2021-2024 parte de la primera edición del plan, hecho durante el primer mandato de Ada Colau (2017 a 2020). El primer Plan de barrios también dispuso de un presupuesto de 150 millones y, según el gobierno, en los últimos años se han desplegado más de 600 acciones, de las cuales 68% inciden en la educación y los derechos sociales. Se han ejecutado 73 obras de las cuales 11 son mejoras de centros educativos, 49 impactan directamente en mejoras del espacio público y 13 son mejoras o construcciones de nuevos equipamientos comunitarios

De hecho, el concejal de Plan de barrios, Jordi Martí, ha asegurado que ya se han cumplido un 91% de las acciones previstas y que en diciembre de 2020 se habrán hecho ya hasta un 95%. “Quedará una pequeña cola para principios del 2021, debido a los paros por la epidemia”, dijo. Pese a los datos, la oposición ha reprobado hasta dos ocasiones el gobierno por incumplimientos de este primer plano.

En cuanto al dinero de la segunda edición del Plan de barrios, tal como se puede ver en la gráfica siguiente, se dirigirán a proyectos que se engloban en los derechos sociales, la educación, la actividad económica y la ecología urbana. Dentro de estos ámbitos también se incluyen políticas de salud pública, vivienda y de “veïnificació del espacio”.