El independentismo usa el homenaje a Companys para insistir con la “amnistía” y apelar a la “lucha”

Los dirigentes del Govern y del Parlament vuelven a reclamar al Estado que pida perdón

El independentismo ha culminado hoy el 80 aniversario del fusilamiento del expresidente de la Generalitat, Lluís Companys, en un momento de inflexión del otoño que empieza, con el inicio de la segunda ola del coronavirus golpeando con fuerza, sus bases claramente desmovilizadas -han pinchazo en la Diada o la visita del Rey a Barcelona, por ejemplo- y la vista puesta en unas elecciones que previsiblemente serán el 14 de febrero de 2021. Con todos estos condicionantes, los partidos han acudido hoy al tradicional homenaje floral en el foso del Santa Eulàlia del Castillo de Montjuic y han aprovechado la fecha para insistir con la “amnistía” para los líderes del “procés” condenados -ayer se cumplió un año de la sentencia del 1-O-, apelar a la “lucha” democrática “por la independencia” y volver a exigir al Estado que reclame perdón de forma oficial.

La portavoz del Ejecutivo, Meritxell Budó, ha sido una de las voces más vehementes al recordar las palabras del expresident Quim Torra en el discurso del 11-S y ha criticado que el Estado no haya “reparado en su totalidad ni haya perdido perdón” por el “acto ignominioso” por el que se fusiló a Companys. La portavoz ha hecho referencia a Torra, quien se dirigió directamente a Pedro Sánchez y al Rey Felipe VI en su comparecencia la noche antes de la Diada. En la misma línea se ha pronunciado el presidente del Parlamament, Roger Torrent (ERC).

Y es que el Govern, el Parlament y los partidos -del PSC a la CUP- han homenajeado esta mañana a Lluís Companys en el 80 aniversario de su fusilamiento, una conmemoración en la que ha participado el propio expresidente Torra, condenado por desobediencia e inhabilitado, para apelar a la ciudadanía a no dejar de “luchar por la libertad de Cataluña y los derechos humanos”.

Con el independentismo político severamente distanciado y la calle perdiendo capacidad de movilización ante la larga campaña preelectoral que se avecina, la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha aprovechado la ocasión para pedir seguir la “llama” del expresidente de la Generalitat Lluís Companys y de todas las personas represaliadas por el franquismo para lograr la independencia de Cataluña. “Por todos aquellos que han seguido defendiendo, manteniendo viva esta lucha, que no han desfallecido y que los tenemos muy presentes hoy en día. Continuamos con la llama, con la voluntad de que Catalunya se convierta en un Estado independiente y plenamente democrático”, ha afirmado en declaraciones a los medios.

El presidente en funciones Pere Aragonès (ERC), quien ha encabezado el acto, ha aprovechado también la jornada para cargar contra el Estado: “Hoy las instituciones catalanas nos hacemos nuestros estos ideales y el compromiso de implementarlos, en un momento en el que vemos que esta historia de represión y violencia del fascismo, de las visiones más autoritarias contra lo que representan las instituciones catalanes, continúa”, ha señalado. El vicepresidente ha añadido acto seguido: “Continúa con formas y circunstancias diferentes, pero continúa la vulneración democrática de los derechos de la ciudadanía de Cataluña”.

Por su lado, el diputado de la CUP Carles Riera ha instado a honrar la memoria de Companys avanzando hacia “la amnistía y la autodeterminación”, a las puertas de un ciclo electoral en el que cree que la izquierda independentista será “determinante” para ir “más allá del 1-O”. El dirigente antisistema ha instado a dar “pasos definitivos para avanzar hacia la autodeterminación y la amnistía”: “Son objetivos a los que no renunciamos y que son fundamentales si queremos honrar la memoria de Companys y de todos los caídos en la lucha por nuestra república”.

Colau pide tramitar ya la Ley de Memoria Democrática

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido una “tramitación rápida” de la Ley de Memoria Democrática impulsada por el Gobierno, una norma que considera una “cuestión de justicia”, porque “no es normal que en democracia pasen tantas décadas sin haber anulado juicios a demócratas represaliados”. Colau ha querido “honrar la memoria” de Companys y reivindicar “su legado democrático y republicano, comprometido con la libertad y la justicia social”. En esta línea, su compañera de partido, la presidenta del grupo de Catalunya En Comú Podem en el Parlament, Jéssica Albiach, ha celebrado que haya un Gobierno central que quiera declarar la nulidad de los juicios del franquismo y trabaje en un proyecto de ley de memoria histórica.