Barcelona presenta la renovación del Puerto Olímpico

Ultimátum del Ayuntamiento a las discotecas del puerto: “Esperamos que en breve nos devuelvan las llaves”

Proyecto de reforma provisional del Puerto Olímpico de Barcelona antes de su reforma integralServicio Ilustrado (Automático) AJUNTAMENT DE BARCELONA

El Ayuntamiento ha comenzado los trabajos para transformar el Puerto Olímpico que, a grandes rasgos, contará con más espacio público y nuevas áreas de usos náuticos. Bajo el paragüas de la “economía azul”, en palabras del teniente de alcalde Jaume Collboni, las obras terminarán en 2023. La transformación ha comenzado con actuaciones provisionales en la zona del aparcamiento del muelle de Mestral y del muelle de Gregal. Los coches desaparecerán para convertirlo en un paseo de 10.000 metros cuadrados. Sobre las discotecas del puerto, cuya concesión ya ha caducado, Collboni fue tajante: “Que devuelvan las llaves”.

Estos primeros trabajos se harán con “mobiliario táctico”, bancos y pintura. La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, Sanz ha explicado que el Puerto Olímpico no puede ser un espacio “estanco y cerrado” en un momento en que los barceloneses necesitan más espacio público a causa de la pandemia del Covid-19. La próxima semana empezarán los trabajos de rehabilitación del Dic de Recer, con un coste de 10,6 millones, y que ya se ha adjudicado la redacción del proyecto ejecutivo del nuevo acceso que conectará el Port Olímpic con la avenida del Litoral

Más allá de las actuaciones provisionales, el Ayuntamiento ya está preparando los proyectos de reforma definitiva del espacio. Ya se ha adjudicado la redacción del proyecto de los nuevos accesos al Puerto Olímpico (por 2,8 millones) y pronto se adjudicarán la redacción del proyecto para reformar el Centro Municipal de Vela (3,8 millones) y del proyecto para reformar los locales de ocio nocturno actual y los pañoles (7 millones).

Recuperar las llaves

Un paso previo imprescindible para poder seguir con los trabajos de transformación del Puerto Olímpico es que el Ayuntamiento recupere las llaves de los locales de ocio que hay en el muelle de Mestral. Se da la circunstancia de que en junio caducaron las concesiones las propiedades (que son propiedad del consistorio), pero todavía hay inquilinos que no han devuelto las llaves. De hecho, según Collboni, sólo cuatro de los locales han devuelto las llaves (ahora están tapiados), mientras que aún quedan 26 que deben hacerlo “antes de que termine el año”. Collboni ha asegurado que el Ayuntamiento acudirá a la justicia para acelerar el retorno de las claves: "Tarde o temprano esto será nuestro. Esto está ganado ", sentenció.

En los locales de ocio se ubicarán todo de iniciativas relacionadas con la economía azul; es decir, las actividades vinculadas con el mar, la náutica y la pesca. En cuanto a los restaurantes del muelle de Gregal, antes de la pandemia del Ayuntamiento se comprometió a ceder los locales a los restauradores hasta el inicio de las obras, ya que también los caducaban las concesiones en abril.