Más de 800 ucranianos ya ha llegado a Cataluña por culpa de la guerra

La consellera de Igualdad, Tània Verge, señala que la mayoría son mujeres y niños

La consellera, en Parlament
La consellera, en Parlament FOTO: Europa Press

La consellera de Igualdad y Feminismos de la Generalitat, Tània Verge, ha cifrado en 800 las personas ucranianas que han llegado a Cataluña debido a la invasión rusa del país, mayoritariamente mujeres y niños.

En una entrevista en TV3 este domingo, ha explicado que el Govern espera “que sean muchas más”, y ha concretado que la mayoría de las que han llegado se están alojando con familiares o amigos.

Ha asegurado que “la recogida de material no es lo más recomendable” porque es muy costosa de mandar y ha exhortado a hacer donaciones económicas a las entidades que trabajan sobre el terreno.

También ha animado a participar en las mentorías de la conselleria para ayudar a integrar a los recién llegados y ofrecer apoyo emocional.

Verge ha afirmado que la creación de la conselleria de Igualdad y Feminismos ofrece “la oportunidad de coordinar las políticas con mucha más fuerza” y ha considerado que para valorar su capacidad hay que tener en cuenta los recursos que los otros departamentos dedican a políticas de género, además de su presupuesto.

Ha defendido que el avance del curso escolar “también tiene que ver con la conciliación” porque considera que para las familias era muy complicado compaginar esas primeras semanas de setiembre.

La titular de Igualdad y Feminismos ha criticado que se educa a las mujeres “para tener menos confianza y para estar más pendientes del qué dirán” y ha sostenido que, a menudo, en entornos de discusión se menosprecia las contribuciones de las mujeres.

Ha afirmado que la idea de amor romántico “ha caracterizado a las mujeres como parte pasiva de la relación, es la princesa que espera a que le vengan a dar un beso” y ha sostenido que hay estereotipos que pueden llegar a justificar el control, los celos y diferentes formas de violencia, en sus palabras.

El Gobierno y la aerolínea Vueling han trasladado desde Ucrania este pasado sábado a 227 personas ucranianas, la mayoría mujeres y menores --siete de los cuales son bebés y ninguno no acompañado--, en el que ha sido el primer vuelo de este tipo que aterriza en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.

En declaraciones ante los medios, la delegada del Gobierno en Catalunya, Maria Eugènia Gay, ha explicado que se trata de un ‘rescue flight’ (vuelo de rescate), que trasladaba a turistas ucranianos que se encontraban en España hacia Varsovia o cerca de la frontera ucraniana y que, a su vuelta, se ha llenado con personas que tienen a familiares en el país.

Gay ha asegurado que los recién llegados están siendo atendidos por un equipo del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, “especialmente” los niños, en un momento excepcional por la invasión rusa de Ucrania.

Ha apostado por “coordinar la acogida de refugiados de manera ejemplar y rigurosa”, y ha asegurado que vuelos como este se podrían repetir en los próximos días, puesto que el Ministerio ha puesto en marcha un plan de contingencia para que las Comunidades Autónomas coordinen operativos semejantes.

Ha insistido en que “toda la sociedad en conjunto debe ser consciente de la importancia de ir coordinados” y ha apelado a la unidad de la comunidad internacional.

Por su parte, la subsecretaria de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Verónica Ollé, ha reiterado que es una “prioridad” que las personas lleguen a España, permanezcan y se integren de la forma más rápida posible, en sus palabras.

De hecho, ha asegurado que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha dado instrucciones precisas para “agilizar los trámites de extranjería” de las personas ucranianas que lleguen al país.

Ha añadido que están trabajando en un plan para que las personas que quieran acceder al sistema de acogida --que ampliará sus plazas disponibles-- lo puedan hacer de forma “simple y rápida”, aunque ninguna de las personas del vuelo tiene previsto hacerlo, porque en sus casos cuentan con personas cercanas residiendo en España.

La dirección de Justicia Global del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado una convocatoria de urgencia por valor de 320.000 euros que se destinarán principalmente a entidades que trabajan sobre el terreno en la atención a las víctimas civiles de la invasión de Rusia a Ucrania.

Además, el importe también se destinará a aquellos países fronterizos especialmente afectados por el éxodo de personas refugiadas, ha explicado el consistorio en un comunicado este viernes.

Algunas de las entidades son Médicos Sin Fronteras, Médicos del Mundo, Save the Children, el Comitè Català per als Refugiats, UNICEF, Acción contra el Hambre, Cruz Roja y Farmamundi.

Los proyectos que se presenten a la convocatoria recibirán un máximo de 80.000 euros y el importe de la subvención no excederá el 80% del coste total de la intervención; los proyectos se pueden presentar entre el 17 y el 23 de marzo y se tendrán que ejecutar antes de que acabe este año 2022.

El Ayuntamiento ha creado también una página web para canalizar la ayuda económica hacia entidades y ONG presentes en la zona y para informar de los puntos de recogida de material puestos en marcha por la comunidad ucraniana en Barcelona.

En relación a las personas que están llegando estos días a Barcelona huyendo de la guerra, la teniente de alcalde de Derechos Sociales y Justicia Global, Laura Pérez, ha asegurado en declaraciones a los periodistas que “van llegando” pero que es difícil cuantificarlas.

No obstante, ha señalado que están trabajando coordinadamente con la Generalitat para estar preparados “para los escenarios a los que tengan que hacer frente”.