Los sindicatos reconocen el fracaso total de la huelga contra el castellano: apenas el 40 % de seguimiento

La manifestación en Barcelona contra la polémica sentencia no llega ni a los 8.000 asistentes

Manifestación en la huelga estudiantil y docente contra la sentencia del 25% de castellano
LORENA SOPENA - EUROPA PRESS
23/03/2022
Manifestación en la huelga estudiantil y docente contra la sentencia del 25% de castellano LORENA SOPENA - EUROPA PRESS 23/03/2022 FOTO: LORENA SOPENA - EUROPA PRESS LORENA SOPENA - EUROPA PRESS

Los sindicatos educativos convocantes de la huelga estudiantil y docente de este miércoles contra la sentencia del 25% de castellano en las aulas catalanas han cifrado el seguimiento del paro en el 40% de los docentes. Una cifra que está lejísimos de las expectativas, debido sobre todo a la exposición mediática del paro.

Así lo han asegurado Ustec·Stes, Intersindical-CSC, COS y la organización estudiantil Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (Sepc) en un comunicado conjunto tras la manifestación que ha reunido, según la Guardia Urbana, a 7.500 personas y ha terminado ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), quien emitió el fallo.

Por lo tanto, fracaso de la huelga convocada por varios sindicatos contra el castellano en las aulas. Las primeras cifras ofrecidas por la Generalitat demuestran que el paro no ha tenido apenas seguimiento entre los docentes, que lo han rechazado masivamente: solo el 6% de profesores de la enseñanza pública y el 4% de la concertada la han secundado, datos residuales que caen aún más en Barcelona, sus alrededores (4,21% de la pública) y el Baix Llobregat (2,78%), una de las zonas colindantes más pobladas.

Un rechazo total a protestar contra el bilingüismo entre el cuerpo docente y pese a las algaradas del independentismo en la calle con el apoyo del Govern de Pere Aragonès.

En concreto, el Departamento de Educación de la Generalitat ha cifrado en el 6,49% el seguimiento global de los profesionales de la educación de la huelga contra la sentencia del 25% de castellano en los centros públicos y del 4,21% en los concertados.

La media, por tanto, es del 5%, un dato irrisorio si se compara con el seguimiento del primer paro de la semana pasada contra las políticas del consejero del ramo, Josep González-Cambray: entonces fue del 31% en el sector público, cinco veces más que contra el castellano.

Las cifras de este miércoles son de las 12 horas proporcionadas por el 81,61% de los centros públicos y el 56,52% de los concertados, a un paro al que está llamado el personal trabajador de los centros públicos y de los concertados.

Por servicios territoriales, Catalunya Central es la que tiene mayor seguimiento en la pública, con un 10,31%, seguido de Girona, con un 10%, y el Consorci d’Educació de Barcelona, con un 8,34%. En la concertada lo es el Vallès Occidental, con un 9,91%.

El pinchazo de la huelga contra el castellano llega en plena recta final para cumplir con la sentencia que obliga a impartir el 25% -una asignatura más que la propia de lengua- en español. El plazo fijado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña termina este viernes 25 de marzo, el lunes es el primer día en que la orden debe entrar en vigor en todo el sistema educativo y el Govern activa su plan para plantar cara y esquivar su cumplimiento: este miércoles se ha sumado a al paro convocado por la COS, la Intersindical, el SEPC y USTEC en contra del bilingüismo e incluso ha organizado un acto en el Parlament, mientras ultima una argucia legal en forma de decreto -que no verá la luz hasta dentro de 8 meses o un año- para esquivar el fallo.

De hecho, la huelga se está convirtiendo en una especie de “boomerang” para el Ejecutivo de Pere Aragonès: Junts y Esquerra han escenificado su división en el Parlament y no han sido capaces ni de posar juntos en un acto contra el 25% de castellano; y la protesta ha servido para señalar de nuevo a González-Cambray, en el punto de mira por su gestión al frente de Educación al margen del conflicto lingüístico.