La Justicia mantiene el 25% de castellano en dos escuelas pese a la nueva ley catalana

El TSJC argumenta que que la reciente ley educativa “no incide necesariamente” en estas medidas cautelares

Manifestación en defensa del bilingüismo el pasado domingo en Barcelona
Manifestación en defensa del bilingüismo el pasado domingo en Barcelona FOTO: David Oller Europa Press

Mientras las asociaciones de padres y los centros escolares de Cataluña esperan a que el Tribunal Constitucional tome una decisión sobre la nueva ley catalana de educación que sortea el 25% de castellano, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha movido ficha. Y lo hace el mismo día que la conselleria de Educación ha llamado a filas a los 27 centros que todavía mantienen el español en las aulas. Pues bien, en este contexto, el TSJC ha acordado mantener ese porcentaje en dos de estas escuelas, en las que ya se aplicaba cautelarmente por orden judicial.

Esta resolución del tribunal, por lo tanto, pone en jaque a la nueva ley lingüística, a la vez que, por primera vez, la Justicia se pronuncia al respecto tras su aprobación. Los magistrados argumentan que la nueva normativa del Govern sobre lenguas en la enseñanza -y que según el propio TSJC resulta incompatible con la sentencia del 25%- “no incide necesariamente” en estas medidas cautelares.

Sin embargo, los jueces recuerdan que “existe una resolución judicial firme, de naturaleza cautelar, que reconoce el derecho del alumno a recibir una enseñanza en castellano con una determinada intensidad de uso”, en referencia a las cautelares que dictaron en febrero, y añaden que esto no queda afectado por la nueva normativa del Govern. En cambio, no descartan que las medidas cautelares puedan verse afectadas una vez se haga la “aplicación singular” de la nueva normativa en las escuelas.

A la espera de que el TC se pronuncie sobre la constitucionalidad de la nueva ley, la Generalitat había pedido la revocación de estas medidas en colegios donde se aplicaba el 25 % de castellano por decisión judicial, pero la sala contencioso-administrativa del TSJC considera que la nueva legislación “no incide necesariamente en la decisión cautelar adoptada”