Cultura

Antonio Banderas llega lanzado para alcanzar la gloria en los Globos de Oro

Entre los españoles, Almodóvar lo tienen más difícil contra “Parásitos”, y Ana de Armas está a la espera de dar la sorpresa

Pedro Almodovar and Antonio Banderas
Pedro Almodovar y Antonio Banderas en la fiesta previa a los Bafta, en Los Ángeles. Photo: Richard Shotwell / APRichard ShotwellAP

Pedro Almodóvar y Antonio Banderas desembarcaron hace ya 30 años como un “pack” en Hollywood. Fue con “Mujeres al borde de un ataque de nervios”. Sus carreras han viajado desde entonces de forma paralela, retoalimentándose en ocasiones. Con “La piel que habito” (2011) retomaron la colaboración tras muchos años sin verse las caras en el set y a la hora de la verdad, Almodóvar solo se ha fiado del malagueño para encabezar “Dolor y gloria”.

El reto no era pequeño: hacer de él mismo, del director manchego, tan puntilloso y exigente como se sabe que es, en lo más parecido a una autobiografía que ha filmado Almodóvar. A juzgar por el éxito de público y crítica, esta clásica combinación del cine español ha vuelto a funcionar. Y Banderas, tanto o más que Almodóvar, está recogiendo en los últimos meses el fruto de este delicado trabajo de interpretación.

En los Globos de Oro, como en todo premio de este calibre, no se puede dar nada por supuesto, pero el actor malagueño llega lanzado a la gala, cosechando aplausos y galardones por doquier. Sin ir más lejos. Además del premio al mejor actor logrado en Cannes en el mes de mayo, Estados Unidos se ha rendido de costa a costa a su interpretación. En noviembre recibió un homenaje en los Hollywood Film Awards de Los Ángeles y en diciembre, hace exactamente un mes, el Círculo de Críticos de Nueva York lo nombró mejor actor del año por “Dolor y gloria”.

Pero es que en casa, en Europa y en España, las cosas no le han ido peor. El Goya, al que está nominado, se antoja asegurado, y el galardón que ya tiene en sus manos es el de los Premios del Cine Europeo. Lo obtuvo el 7 de diciembre. Por si faltara poco, a escasas hora de los Globos de Oro, ha sido premiado en Palm Springs.

A la gala de esta madrugada llega pletórico, lo cual no quiere decir que el Globo esté atado y bien atado. Enfrente tiene particularmente a Joaquin Phoenix, la bestia interpretativa de “Joker”. Es posible que los críticos de la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood no se la jueguen a premiar el controvertido filme de Todd Philips en otras categorías. En cambio, podrían agraciar a Phoenix como compensación general a “Joker” y, por supuesto, por su impactante trabajo. Adam Driver también viene ganando peso por “Historias de un matrimonio” y Jonathan Pryce ha sorprendido gratamente con “Los dos papas”.

Si bien Banderas llega con opciones claras, Almodóvar con “Dolor y gloria” parece ensombrecido por “Parásitos” de cara a sus opciones como mejor película de lengua no inglesa. El filme de Bong Joon-ho ya se llevó la Palma de Oro en Cannes, donde la cinta del manchego fue aplaudida durante más de 10 minutos. Almodóvar dejó un magnífico sabor de boca, pero la propuesta radical del coreano se llevó los laureles. Y así parece ser que será en los Globos, salvo sorpresa. De hecho, en una edición muy reñida en casi todas las categorías, este galardón se postula como uno de los más evidentes.

Los Globos han sido siempre mirados con el manchego. Ha estado 7 veces nominado, de los cuales ha logrado dos veces el premio: “Todo sobre mi madre” (2000) y “Hable con ella” (2002). La última vez que estuvo en la carrera por el galardón fue en 2012 con “La piel que habito”. Era de cajón que figurara entre los candidatos con “Dolor y gloria”. Más difícil será, como decimos, que se lleve la estatuilla.

Tampoco parece especialmente fácil que la joven hispano-cuaban Ana de Armas logre alcanzar la gloria. Para ella, en realidad, aunque suene a tópico, estar nominada es ya el premio, un enorme espaldarazo a una carrera que poco a poco ha ido forjando en Hollywood y que con “Puñales por la espalda” le ha valido figurar en este escaparate internacional nada menos que en la categoría de mejor actriz protagonista de comedia o musical. Awkwafina (“The farewell”), Cate Blanchett (“Where’d you go, Bernadette”), Beanie Feldstein (“Booksmart”) y Emma Thompson (“Late night”) optan al premio.