“Mi pediatra quiere que mi bebé coma más alimentos sólidos y dice que lo destete. ¿Qué hago?”

No hay ningún alimento que tenga un valor nutricional más completo que la leche materna

Lo importante es que los adultos decidamos lo que nuestros hijos coman y la comida deber ser variada y esto incluye no olvidarnos de ofrecer a diario frutas y verduras, y por supuesto no dar a nuestros hijos precocinados ni comida basuraLa Razón (nombre del dueño)

La pregunta

"Mi bebé tiene casi 15 meses y desde los diez viene engordando poquito, crece de altura, es flaquito y largo y tiene mucha energía, desde siempre toma leche materna, pero desde los 10 meses el pediatra me viene diciendo que mi leche ya no sirve, que se la retire para que así coma más.

Él come, pero come cuando quiere y lo que quiere, hay días que mucho y otros no tanto... come frutas, carnes, verduras, de todo. Hay días que está molesto por sus dientes o lo que sea y solo quiere estar en la teta entre algún que otro bocado

¡El pediatra me dijo que haga las cosas bien! A los 12 meses mi bebé pesaba 8,300 kilos. El peso normal es entre 8 y 10 y eso para el pediatra está mal.

Así que empecé a darle galletas, con esas cremas artificiales, cereales, tortas, medialunas, pan... cosas que engordan, para que él quiera comer... pero aún así él las come si quiere, aunque le dé galletas dulces si no tiene ganas de comer no las come.

Y ya no sé qué hacer... no quiero dejar la lactancia porque veo que así está sano, nunca enfermó, igualmente es muy activo, gatea para todos lados, con energía, anda en su moto, ríe, se le ve sano.

Respuesta de la experta

Me pregunto, ¿qué es hacer las cosas bien? Si para tu pediatra es dejar de lactar porque cree que tu leche ya no alimenta. Tienes dos posibles soluciones, una cambiar de pediatra, que me hago cargo, no siempre es posible. Y otra alternativa, es decirle, lo que desea oír, que no es otra cosa que mentirle para que deje de acosar. Desgraciadamente por esta, es por la que optan la gran mayoría de las madres ante situaciones parecidas a la tuya.

La leche de toda madre alimenta y protege desde los cero meses hasta la edad que madre y bebé decidan continuar. No solo la leche materna es alimento, sino también brinda al bebé una importante protección frente infinidad de enfermedades, algo muy importante a considerar en estos tiempos que estamos viviendo. Así que, no hay ningún alimento que tenga un valor nutricional más completo que la leche de la propia madre, tenga la edad que tenga el niño.

Cosa muy diferente es, que a partir de los 6 meses el bebé subsista exclusivamente de leche materna, o que a partir del año de edad la leche materna siga siendo su principal alimento, a no ser que esté pasando por algún proceso vírico o infeccioso, es decir, se encuentre pasando por alguna de las típicas enfermedades comunes de la primera infancia. En estos casos bienvenida sea la leche materna, ya que cuando un niño se siente enfermo es habitual que se niegue a comer alimentos, pero no a mamar. En estos momentos, tu leche le aporta nutrientes, hidratación y lo mantiene cerca de ti, ayudándole a sentirse mejor.

Un niño que no recibe los nutrientes suficientes, no solo deja de aumentar en peso, sino que también su curva de talla se ve afectada, es más, las curvas de peso no son líneas ascendentes ni rectas, sino que tienen sus picos descendentes. Por lo tanto, el peso es lo que menos debe preocupar sobre todo a la edad de tu bebé. Puede ser muy normal que una semana coma fenomenal y a la siguiente cierre la boca y no quiera nada de lo que la semana anterior devoraba. Lo importante es que los adultos decidamos lo que nuestros hijos coman y la comida deber ser variada y esto incluye no olvidarnos de ofrecer a diario frutas y verduras, y por supuesto no dar a nuestros hijos precocinados ni comida basura, alimentos que presentan grandes cantidades de calorías, grasas, azucares y/o sal y cuyo consumo esta relacionado con enfermedades como la obesidad, la diabetes y problemas cardiovasculares.

No importa estar gordo o delgado de bebé, si se come una dieta variada sana y equilibrada. No caer en el error que siguen marcando algunos profesionales que deseen engordar a los niños pequeños sin mirar lo que comen. De pequeños los engordamos para luego de mayores tratarlos de enfermedades relacionadas con una mala alimentación, como enfermedades cardiovasculares, algunos cánceres y diabetes. La mala alimentación y la mala nutrición se cuentan entre los principales factores de riesgo de estas enfermedades. Por favor no las fomentemos desde edades tan tempranas.

Puedes enviar tus preguntas a consultalactancia@larazon.es