Bonig propone a Puig que lidere la recuperación con fondos europeos de todas las playas mediterráneas

La presidenta del PP reitera la petición de una reunión con el presidente de la Generalitat para abordar el final del estado de alarma

La presidenta del PP, Isabel Bonig, se ha reunido con el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia
La presidenta del PP, Isabel Bonig, se ha reunido con el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de ValenciaLa RazónPP

La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, ha mantenido esta mañana una reunión de trabajo con el grupo municipal “popular” del Ayuntamiento de Valencia con su portavoz María José Catalá al frente, para abordar los temas de actualidad de la ciudad, y sobre todo aquellos relacionados con la política autonómica que Bonig dirige desde el grupo parlamentario de Les Corts.

En este sentido, Bonig ha reiterado que el PP está a favor de la ampliación del Puerto de Valencia porque “nos jugamos el futuro de la economía valenciana y de la española”. Considera que “si se hace la ampliación del Puerto de Barcelona, y de otros en España, que se haga también la del de Valencia, porque no queremos ser más que nadie, pero tampoco menos”.

Respecto a la regresión de las playas del sur que provoca, desde hace décadas, el imparable crecimiento del Puerto de Valencia, Bonig ha propuesto a Ximo Puig que lidere la recuperación de las playas, no solo del sur de Valencia, sino de toda la franja mediterránea, aunando los criterios de catalanes, valencianos, murcianos y andaluces y ha aludido a un informe técnico de Cedex (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas), dependiente del Ministerio, que marca los parámetros para la recuperación de las playas que están en regresión en todo el litoral.

Hay una posibilidad histórica de fondos sostenibles medioambientalmente provenientes de la Unión Europea” y que en opinión de Bonig deben servir para mantener caladeros de pesca, hacer posible el crecimiento de los puertos y cuidar de las playas, y hacerlo todo de forma sostenible”.

Por su parte, la portavoz popular, María José Catalá, ha explicado que “hace un año, el alcalde Ribó no se había manifestado en contra de la ampliación del Puerto”. Y pidió que el debate sobre el mismo se ciña a criterios técnicos: “por favor, no hagamos un debate por twitter”.

Además, Catalá ha dicho que el Puerto de Valencia tiene consignado en una cuenta “el dinero para regenerar las playas del Sur y no ha hecho nada”. La portavoz municipal ha pedido a Compromís, que no dé lecciones de ecología “porque la consellera Mollà ha sido la primera en limpiar con cloro las acequias, y desde hace cinco meses se vierten aguas no depuradas a la playa de la Malvarrosa por la rotura del colector, y hasta la semana pasada no se había aprobado su reparación”.

Por otra parte, Bonig reiteró que había pedido una reunión con el presidente Puig para abordar el fin del estado de alarma, “porque aún no me ha llamado”. La presidenta del PP se mostró de acuerdo con “modificar la legislación básica en materia de seguridad pública y de sanidad para que en caso de pandemia se puedan aplicar medidas restrictivas sin necesidad de volver al estado de alarma en todo el territorio nacional”.

Las dos dirigentes del partido han abordado otros asuntos importantes para la ciudad como la prolongación de la Línea 10 del Metro que debía continuar desde la calle Alicante hasta el Pont de Fusta y que ahora parece que no será así: “se está estrangulando el centro de la ciudad en cuanto a la circulación de coches y no se dan alternativas de transporte público”.

En este sentido, Catalá ha pedido que se aumenten las frecuencias de paso de los autobuses de la EMT, “porque no tiene sentido las restricciones que se están poniendo en la hostelería, y que luego la administración obligue a ir apelotonados en el transporte público”. Enlazando con ello, Catalá ha dicho que están alineados con el sector de la hostelería “que quieren trabajar”.

Por su parte, Bonig ha pedido “una mesa de expertos en materia de automoción y ha recordado que el “cluster” del automóvil supone el 14 por ciento del PIB de la Comunitat Valencia y genera 30.000 empleos. Bonig ha dicho que hay que establecer un marco fiscal y jurídico competitivo como lo tiene Extremadura, Castilla y León y Cataluña “para ser un polo de atracción de inversiones”.