Bravo: “Miles de empleos dependen de la celeridad en la tramitación de ayudas”

Un grupo de expertos concluye un informe con el que modernizar el sistema público valenciano

La consellera de Interior, Gabriela Bravo, informa sobre el Plan contra Incendios Forestales de la Generalitat previsto para este verano. EFE/ Kai Försterling
La consellera de Interior, Gabriela Bravo, informa sobre el Plan contra Incendios Forestales de la Generalitat previsto para este verano. EFE/ Kai FörsterlingKai FörsterlingEFE

La consellera de Administración Pública, Gabriela Bravo, ha asegurado este jueves que el Consell “es consciente de que la supervivencia de empresas y miles de empleos dependen de la celeridad de la tramitación de ayudas o subvenciones”.

Así lo ha asegurado la consellera en la presentación del informe de medidas para la modernización administrativa, en la que un grupo de expertos formado por profesores titulares de las distintas universidades públicas valencianas ha concluido un total de 63 acciones divididas en cinco ejes para modernizar el sistema público valenciano.

El informe, que pretende reformar la Administración pero también que en esta se lleven a cabo buenas prácticas, se divide en contratación pública, convenios y subvenciones, personal y organización, simplificación administrativa y prevención de irregularidades, y presenta medidas como repensar el modelo de pliegos.

Asimismo, entre estas acciones se encuentran por una parte mejoras en la organización del servicio público y por otra medidas de innovación en materia de procedimientos, según ha expuesto José Luis Martínez Morales, director de la comisión encargada de este informe.

Bravo ha explicado que parte de estas acciones ya se han llevado a los fondos europeos, ya que, ha señalado, “no puede haber ni excusas ni tampoco dilaciones” para hacer que la Administración Pública sea “un agente facilitador de la inversión, el progreso y la justicia social”.

La consellera, que ha sostenido que la Administración “no puede ser un obstáculo”, ha resaltado la importancia de la rapidez de las tramitaciones y la necesidad de bajar la tramitación media de 140 a 80 días para que la Generalitat alcance las 400 tramitaciones de proyectos anuales, una cifra que en estos momentos se encuentra en 250.

”No podemos ser el embudo, sino el motor”, ha afirmado Bravo en referencia a la economía, y ha subrayado el papel fundamental de la colaboración público-privada, así como la importancia de la nueva ley de Función Pública, tras llegar a acuerdos con los diferentes agentes sociales.

También ha sostenido que las acciones de este informe son “una hoja de ruta prioritaria”, ya que “las buenas ideas de quienes conocen la Administración nos harán reflexionar”, a la par que ha comentado que la salida de esta crisis es “muy diferente a la de 2008” porque en esta ocasión todos los agentes han coincidido en llevar a cabo políticas expansivas y no austeras.

”Es muy duro el desafío de cambio y transformación, pero no es la primera actuación que va a llegar, después de los 400 millones de euros invertidos por el Consell en el Plan Resistir y los 647 millones invertidos en el Plan Resistir Plus”, ha señalado Bravo, que ha calificado esta inversión de “la mayor inyección económica de la historia de la Comunitat”.