Economía

“Soy mayor, no idiota”, la campaña lanzada por un anciano exigiendo a los bancos una mayor atención

Este médico jubilado recuerda que los bancos consiguen “beneficios millonarios” y reclama un mejor trato al colectivo

“Sóc major, no idiota” (”Soy mayor, no idiota”) es la campaña puesta en marcha por un médico valenciano de 78 años y que ha logrado reunir 100.000 firmas en solo cuatro semanas para reclamar a los bancos “un trato más humano en las sucursales bancarias”, ya que se siente “apartado” puesto que “casi todas las gestiones son telemáticas”, denuncia.

Según recoge À Punt, en su iniciativa, lanzada a través de change.org, Carlos San Juan explica: “No paran de cerrar oficinas, algunos cajeros son complicados de usar, otros se averían y nadie resuelve tus dudas, hay gestiones que sólo pueden hacerse online... Y en los pocos lugares donde queda atención presencial, los horarios son muy limitados, es necesario pedir cita previa por teléfono, pero nadie coge el teléfono y te acaban redirigiendo a una aplicación que, de nuevo, no sabemos manejar, o enviándote a una sucursal lejana a la que quizás no tienes cómo llegar”. Para el impulsor de la campaña, esto no es justo ni humano.

Imagen de la campaña "Soy mayor, no idiota"
Imagen de la campaña "Soy mayor, no idiota" FOTO: La Razón Change.org

En la recogida de firmas, San Juan recuerda que “muchas personas mayores están solas y no tienen a nadie que les ayude”, mientras que muchas otras como él quieren seguir siendo “lo más independiente posible” también a su edad. Insiste así en la necesidad de que “los bancos atiendan a las personas mayores sin trabas tecnológicas y con más paciencia y humanidad, y que mantengan oficinas abiertas donde pueda atenderte a una persona; que no todo sea por internet”.

Reconoce que ha llegado a sentirse “humillado” pidiendo ayuda en un banco y que le hablaran “como si fuera idiota” por no saber completar una operación, así como que ha visto ese mal trato dirigido a otras personas. “Duele mucho sentirse así”, subraya. “Las personas mayores existimos, somos muchas y queremos que nos traten con dignidad. Solo estamos pidiendo que se habiliten secciones en las sucursales en las que dejan de excluirnos”.

“Tenemos que luchar pr nuestros derechos, pacíficamente pero sin descanso”, señala San Juan, quien recuerda que en la primera mitad del año pasado, los cinco bancos españoles del IBEX-35 ganaron más de 10.000 millones de euros, por lo que “hacer las sucursales más accesibles no parece una inversión imposible”.