Puig espera que Feijoó reconsidere su posición sobre el sistema de financiación autonómica

Asegura que el presidente gallego “no ha tenido ningún interés hasta ahora en el cambio de modelo”

El president de la Generalitat, Ximo Puig, realiza declaraciones a las prensa tras mantener una reunión con asociaciones y colectivos de la provincia de Alicante afectados por la situación provocada por la invasión de Ucrania por Rusia
El president de la Generalitat, Ximo Puig, realiza declaraciones a las prensa tras mantener una reunión con asociaciones y colectivos de la provincia de Alicante afectados por la situación provocada por la invasión de Ucrania por Rusia FOTO: MORELL EFE

El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha dicho este jueves que espera que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, reconsidere su posición sobre la necesidad de cambiar el sistema de financiación autonómica si finalmente asume la representación de su partido, el PP, para toda España.

“No ha tenido ningún interés en el cambio de financiación en ningún momento, pero espero que ahora si asume el liderazgo de un partido de oposición que quiere ser gobierno, actúe como partido de gobierno”, ha manifestado Puig en relación con Feijóo, que ayer anunció su candidatura para liderar el PP.

El jefe del Consell ha hecho estas declaraciones, a preguntas de los periodistas, en Elche, donde ha visitado las nuevas oficinas del grupo empresarial Eiffage Infraestructuras.

Puig ha sido preguntado sobre si cree que el cambio de la dirección del PP, tras haber anunciado ayer Feijóo su candidatura para liderar esta formación política, puede facilitar un acuerdo para cambiar el sistema de financiación autonómica.

El president de la Generalitat ha expresado, en primer lugar, su “máximo respeto a todos los procesos internos de todos los partidos, y en concreto del PP”.

“A mí me gustaría que hubiera una mirada mucho más autonómica de la que ha habido hasta el momento”, ha dicho Puig, para señalar a continuación que también le gustaría que “el señor Feijóo cambiara su visión de lo que es la realidad de la financiación autonómica en España”.

“Él ha tenido posiciones muy antagónicas a las nuestras. Es cierto que en los últimos tiempos parece que ha entendido que la Comunitat Valenciana es la peor financiada de España”, ha indicado.

“No ha tenido ningún interés en el cambio de financiación en ningún momento, pero espero que ahora si asume el liderazgo de un partido de oposición que quiere ser gobierno, actúe como partido de gobierno”, ha expuesto Puig.

De Atocha a Chamartín

Por otra parte, la Generalitat Valenciana ha exigido la rectificación de la estación de destino de los AVE Alicante-Madrid, para que se mantenga la de Atocha en lugar de Chamartín, y ya negocia con Adif para que se tengan en cuenta los motivos técnicos pero “también las consecuencias del cambio de ubicación para los usuarios”.

Así lo ha señalado el president de la Generalitat, quien ha asegurado no entender el cambio propuesto por Adif, ya que “no se ajusta a los intereses de la sociedad valenciana” y ha pedido explicaciones a Adif, así como ha asegurado que tratarán de revertir la situación a través del diálogo.

Precisamente, ha señalado que el conseller de Infraestructuras, Arcadi España, está hoy en Madrid para exigir una rectificación de la estación de destino del AVE y que mañana se reunirá con Adif para estudiar ese cambio.

Según el jefe del Consell, “no será un capricho” ya que debe haber una razón técnica, pero a la vez, ha dicho, hay que tener en cuenta las “implicaciones socioeconómicas que tiene”, y ha pedido que se tengan en cuenta las cuestiones técnicas y las consecuencias del cambio.

Además, ha añadido que “no se pueden generar expectativas de mejora del servicio, si luego sí cambia el destino que afecta al viaje”.

“Las decisiones no solo pueden estar vinculada solo a cuestiones técnicas”, ha insistido Puig, quien ha concluido que pese a que podrían facilitar las obras en Madrid, las cuales “será positivas para la Comunitat y España”, estas “producirán unos costes y consecuencias que no son positivas, por lo que queremos que se evalúe todo”.