Murcia

La ministra Teresa Ribera contradice a la Generalitat valenciana: “No ha habido cambio de criterio”

Ximo Puig insiste en que el Ministerio ha modificado las reglas del juego después del acuerdo

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Riberaronuncia la conferencia de apertura de la Semana de los Derechos Humanos que organiza la Universitat de València.EFE/ Ana Escobar
La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Riberaronuncia la conferencia de apertura de la Semana de los Derechos Humanos que organiza la Universitat de València.EFE/ Ana Escobar FOTO: Ana Escobar EFE

«No ha habido cambio de criterio sobre el trasvase Tajo- Segura», así de tajante se mostró ayer la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Sin hacer alusiones a las advertencias realizadas por la Generalitat valenciana, dijo ayer que confía en que no se abrirá ninguna guerra del agua en el trasvase Tajo-Segura.

Se refería así, al informe de la Abogacía de la Generalitat en el que insta al Gobierno a que respete el proyecto de real decreto tal como fue aprobado por el Consejo Nacional del Agua y que garantiza el futuro del trasvase.

Aseguró que el Ministerio ha mantenido «exactamente» el mismo criterio con el que empezó a abordar esta cuestión hace dos años y que ya presentó en Alicante y en Valencia, en el Palau de la Generalitat.

Manifestó que confía en que no se abra ninguna «guerra del agua» después del trabajo de los últimos años centrado en conseguir la mayor financiación que nunca se haya destinado a obras hidráulicas en una versión moderna para que los regantes y las ciudades, tanto de la cuenca cedente como de las beneficiarias, puedan disponer del «agua que se requiere».

Todo ello anticipando una situación que genera más tensiones como consecuencia del cambio climático.

Además, defendió que se puedan cumplir todos los hitos en las inversiones para aportación adicional de recursos, para la conexión dentro de la cuenca de la mejor manera posible y para el “seguimiento transparente” de todos los parámetros de calidad y cantidad.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha aseverado que “no tiene sentido” que un acuerdo que garantiza tanto el caudal ecológico del río Tajo como su actualización “se ponga en duda de una manera unilateral”.”No entendemos que se cambien las reglas del juego una vez ya hay un acuerdo”, ha manifestado Puig, quien ha recordado que el Consejo Nacional del Agua situó una disposición “que es de sentido común”, consistente en que en 2025 se evalúe la situación del río para tomar decisiones respecto al aumento del caudal ecológico.

Fuentes de la Generalitat han precisado que el voto de su representante en el Consejo Nacional del Agua expresó su voto condicionado y que si en el Real Decreto que debe aprobar el Consejo de Ministros no aparece garantizado, recurrirán a los tribunales.