Cultura

“Tell Me Why”, el primer videojuego trans

Un Leibniz posmo se preguntaría si vivimos en el mundo más diverso posible. Si no es así, vamos camino de ello, creando y afinando categorías para que nadie, en este siglo blandengue, se sienta agraviado. En los foros feministas del Twitter profundo hay curiosos debates entre sensibilidades de todo tipo: lesbianas contra cis hetero, ortodoxas frente a racializadas, transexuales contra normativas. Un gazpacho indigesto de personalidades más atomizadas que el Congreso de los Diputados post 10-N. Imposible ponernos todos (y todas) de acuerdo. «El mundo se diversifica y tú y yo nos enamoramos».

Publicidad

Los psiquiatras saben que a menudo, a la enfermedad en sí, le precede el medicamento. Si la depresión existe es porque antes la hemos nombrado. Lo mismo con la diversidad: basta sacar a la luz una sensibilidad nueva para que haya que buscarle su espacio representativo. Hace una década, nos apañábamos con un puñado de emojis; hoy se han reproducido y multiplicado «ad infinitum»: por colores, razas, orientaciones... En fin... No es que sea malo, pero... Para David Bernabé, en «La trampa de la diversidad», el neoliberalismo de nuestros días pasa por un escenario en el que «las personas compiten en un mercado de especificidades para sentirse, más que realizadas, representadas». El capitalismo juega a abarcarlo todo y a todos. Y a mí no me da la vida.

La industria del videojuego (como la del cine, entre otras) está inmersa en esa reconfiguración. En los últimos años, se han disparado los personajes femeninos y, tras ellos, las protagonistas de orientación lésbica, aunque sea en contextos tan improbables como la Guerra del Peloponeso («Assassin’s Creed: Odyssey»). Ahora, Microsoft ha dado otro paso más hacia un mundo virtual en el que, según Joseph Staten, director creativo de la firma, «todos puedan jugar».

En concreto, presentó el jueves en Londres la nueva aventura narrativa de «Tell Me Why», del estudio francés Dontnod para Xbox y Pc, en el que los protagonistas son dos gemelas. Bueno, una gemela y un gemelo, puesto que Tyler es un hombre transgénero. «Nos encantó el concepto y estábamos decididos a no rehuirlo. Investigamos mucho, contactamos a la comunidad LGTB+, queríamos entenderlos; consultamos con la organización benéfica Glaad, que a menudo trabaja con compañías de medios en representación LGBT +. Al principio fuimos muy ingenuos, y nos iluminaron mucho, nos ayudaron a revisar el guión y los personajes, y a llegar a la gente», señala Florent Guillaume, director del juego, en «The Guardian».

«Tell Me Why», añade, ya ha sido probado por jugadores trans y en primavera de 2020 saldrá a la venta... Si no salta ninguna objeción de aquí a entonces. Quizás las minorías étnicas se sientan infrarepresentadas o, ya puestos, los hombres trans que no usan, a diferencia de Tyler, sudadera de capucha sobre chaqueta vaquera con borreguito. Qué se yo.

Publicidad