Antonio Gala, 90 años de jarana literaria

El novelista, dramaturgo y articulista acumula casi 500 premios y suma 460 títulos en su bibliografía, incluyendo drama, ficción y ensayo

El dramaturgo, novelista, articulista y guionista Antonio Gala cumple hoy 90 años. Nació en Brazatortas (Ciudad Real), donde vivió hasta los 9 años para mudarse a Córdoba, donde cultivó su interés literario. Desde la infancia demostró su pasión por las letras, escribiendo con 7 años su primera obra teatral, así como participó en conferencias con tan solo 14.

Leía a Garcilaso, San Juan de la Cruz y Rilke y se licenció en Derecho, Filosofía y Letras, Ciencias Políticas y Económicas en la Universidad de Sevilla. Aunque opositó a la Abogacía del Estado por presión familiar, no tardó en abandonar esta rama profesional para seguir su propio instinto y dedicarse íntegramente al mundo de las letras.

Así, Antonio Gala salió de su escondite y a pasos agigantados. Y es que, a través de una vida de trabajo duro para labrarse un nombre, el escritor no dudó en sobrepasar todo tipo de obstáculos y de cualquier manera para alcanzar el éxito del que goza hoy día.

Decidió mudarse a Portugal, donde llevó una vida bohemia, impartiendo clases de Filosofía e Historia del Arte. Pero esta mudanza no fue definitiva, pues se marchó a Italia en 1962, donde dirigió la galería La Borghese y publicó poemas de su libro “La deshonra”.

Su triunfo, no obstante, se debe al teatro. De hecho, su verdadero éxito es la fundación que lleva su nombre. “Es la gran obra de mi vida”, dijo Gala en referencia a la institución, que vela por el talento joven y a la que entregará todo su patrimonio. Y este reconocimiento se lo compensan pues la fundación aprovecha el 90 cumpleaños de Gala para rendirle homenaje.

La celebración, preparada por su sobrino y director de la casa, José María Gala, se llevará a cabo en la sede, situada cerca de la Real Academia de Córdoba. Antonio Gala “no acudirá por consejo médico”, explica su sobrino, para quien “sería irresponsable hacer un acto multitudinario”.

Entre la clínica y los artículos

La salud de Gala ha sido tan ajetreada como su vida profesional. En 2011 reveló que padecía cáncer de colon “de difícil extirpación”, al que venció en 2015. Desde entonces, sus apariciones públicas han sido escasas. Sin embargo, no quiere decir que Gala haya desaparecido: “Se es escritor aunque no se escriba y hasta el último día de tu vida”, asegura el autor. “He sufrido tres muertes clínicas”, asegura, y añade que “no tengo ninguna urgencia desesperada por morirme”.

En 1990 ganó el Premio Planeta por “El manuscrito carmesí”, una de sus primeras novelas. Asimismo, ha colaborado en “El País” y “El Mundo”, donde ha suscitado numerosas polémicas por sus provocadores artículos. Destacan algunos que hizo sobre el Estado de Israel, achacados de antisemitas y que provocó toda una polémica alrededor de Gala.

La vida artística de Antonio Gala ha sido, por tanto, una jarana literaria. Tanto por su versatilidad a la hora de crear como por sus temáticas y su palabra directa, el dramaturgo celebra hoy unos 90 años bien cumplidos. Partícipe de todos los géneros literarios, acumula casi 500 premios y suma 460 títulos en su bibliografía, donde se incluyen dramas, ficciones, ensayo y novela. Destacan “La pasión turca”, “Anillos para una dama”, “El pedestal de las estatuas”, “Petra regalada”, “Más allá del jardín”, “A quien conmigo va”, “Cuaderno de la Dama de Otoño” o “Inés desabrochada”.