Malos tiempos para la lírica

No es buena época para casi nada. Para la cultura tampoco, aunque Madrid se haya situado como referente internacional

Imagen del "Peter Grimes" que programa el Teatro Real en estas semanas
Imagen del "Peter Grimes" que programa el Teatro Real en estas semanasJavier del Real HANDOUTEFE

Este estribillo lo cantaban Germán Coppini y Golpes Bajos en la Movida y aún lo tenemos en la punta de la lengua. No son buenos tiempos para casi nada. Para la cultura y la lírica tampoco. Así, agobiada, Oviedo ha levantado la voz ante lo que considera un agravio comparativo con respecto a la temporada operística de la ABAO, menor en número de títulos, pero con el doble de subvenciones en el año en curso. Asturias se pregunta por qué motivo Cultura ha “castigado” a la Fundación Ópera de Oviedo la con la misma subvención nominativa de 408.750 desde 2018. ¿Por qué Oviedo, que no ha cancelado ni uno solo de los títulos de su temporada, no se ha visto favorecida con un incremento en la cantidad percibida y Bilbao, que sí tuvo que cancelar y que ha puesto en escena un número significativamente inferior de representaciones −siete funciones de “Il turco en Italia”, único título que se ha representado esta temporada frente a las 28 de los cinco títulos, el primero de ellos doble, programados en el Teatro Campoamor− ha salido más beneficiada. ¿Acaso la causa es el apoyo del PNV al gobierno?

El gerente del Teatro Cervantes de Málaga irrumpió en plenos ensayos de “El barbero de Sevilla” para anunciar que la jornada quedaba suspendida porque “no se estaban cumpliendo las normas”. Las normas no eran otras que la distancia de seguridad ha de ser de un metro y medio entre espectadores, lo que impide un aforo superior a 150 personas y así es inviable montar una función de ópera con escena. Pero esto parece ser que era cosa sabida ya que la delegada del Gobierno andaluz sostuvo que la Delegación de Salud “siempre ha recordado” cuáles son las normas pertinentes según el área sanitaria, entre ellas, el metro y medio de distancia. Unos por otros, la casa sin barrer. La dirección ha comunicado que se estudiará individualmente cada caso a la hora de cuantificar los pagos por el tiempo de ensayos.

Treinta años después de su inauguración, el 2 de mayo de 1991, el Teatro de la Maestranza celebrará su joven madurez, mirando al futuro, con la misma ilusión y el mismo entusiasmo a pesar de las dificultades. Se celebrará el aniversario, junto a la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla y el Coro de la Asociación de Amigos del Teatro de la Maestranza, con una gala dirigida por Juanjo Mena que reunirá en el Teatro a Carlos Álvarez, Simón Orfila, José Bros, Airam Hernández, Rocío Ignacio, Leonor Bonilla y Ainhoa Arteta.

Palau de les Arts, Liceo, nuestras orquestas y artistas, etc. aguantan como pueden y, eso sí, el Teatro Real logró salir a flote una vez más. En esta ocasión del brote de Covid registrado y no sólo gracias a la bien armada barca de “Peter Grimes”, sino también con la Medalla de Oro de la Ciudad de Madrid a Gregorio Marañón por su labor en el teatro con la apuesta por la difusión de la cultura durante la pandemia. El Real ha sido el primer teatro en Europa en ofrecer ópera tras el inicio de la pandemia, ayudando a situar a la ciudad como referente cultural internacional. Desde que la situación lo permitió, el Teatro Real ha tratado de retomar la normalidad ofreciendo una cultura segura, limitando los aforos permitidos e invirtiendo hasta 500.000 euros en renovación de las instalaciones, compra de sistemas detectores de temperatura, arcos, geles, mascarillas…