Música

Los Rolling Stones homenajean a Charlie Watts en el clip de “Living in the Heart of Love”

La banda, que lanzó este corte inédito en agosto con motivo del 40 aniversario de “Tattoo You”, ha llenado el nuevo vídeo de imágenes y referencias a su batería al cumplirse un mes de su fallecimiento

Fragmento del clip "Libing in the Heart of Love", con la dedicatoria a Charlie Watts
Fragmento del clip "Libing in the Heart of Love", con la dedicatoria a Charlie WattsYoutubeYoutube/ Rolling Stones

Los Rolling Stones están ya preparados para volver a los escenarios dentro de su gira “No Filter”. Para ir calentando el ambiente, lanzaron el pasado mes de agosto una canción inédita. Un corte que nadie esperaba y que tiene todo el ADN de la banda. Guitarra, sonido, ritmo. Nada faltaba. Todo muy identificable, muy propio de sus Satánicas Majestades. Una buena manera de ir anunciando que todavía siguen ahí y que pronto lo demostrarán a lo grande, como suelen hacer. “Living in the Heart of Love” pertenece a los “bonus track” que han incluido en la reedición de uno de sus álbumes más famosos “Tattoo You”.

El disco, que incluía “Start Me Up”, un éxito que sonó en las radios sin parar durante una buena temporada y uno de sus himnos más conocidos por los fans y los que no lo son, cumple ahora la solera de cuarenta años, lo que suponen palabras mayores. Muy pocos grupos en activo tienen la oportunidad de celebrar algo así y hacerlo además en marcha, dando todavía espectáculo. Pero los Rolling han aprovechado la ocasión para ir más allá. Cuando ya estaban preparando sus próximos conciertos, les sorprendió el fallecimiento de Charlie Watts, su batería, el hombre discreto de la formación y el tipo que imponía orden con su ritmo a una banda que siempre ha tendido al caos. Su presencia, veteranía y arte ha sido una de las grandes bazas, y por eso el vídeo de “Living in the heart of Love”, que se ha lanzado este miércoles, se ha convertido en su particular homenaje hacia él.

El vídeo, en blanco y negro, está grabado íntegramente en París. Está rodado por el director galo Charles Mehling y es todo un canto a la capital francesa. Cuenta la historia de un par de amantes, un par de chicas, desde que abandona su casa para salir de marcha hasta que les sorprende el amanecer en una de las características azoteas de la ciudad del Sena. En medio quedan encuentros con amigos, saludos, efusiones, bailes, fiestas y mucho derroche. Las escenas, que siguen del compás de la canción, están salpicadas de imágenes de Charlie Watts en su juventud, de la época en que grabaron el álbum de “Tattoo You” (la característica portada del disco, una de las más logradas de su trayectoria, aparece en una marquesina). Su presencia eclipsa prácticamente al de sus compañeros y se convierte en la figura hegemónica del vídeo. Pero el tributo al que ha sido su colega, amigo y músico imprescindible durante todos estos años no termina ahí: al final del vídeo, incluyen una frase que imprimen sobre el cielo parisino cuando la claridad del alba está ya rompiendo la oscuridad de la noche: “Charlie is my darling”.