Cultura

“Lightyear” pincha en taquilla y un beso lésbico desata la polémica

La nueva apuesta de Pixar no consigue los datos esperados de ventas, pero ¿será por las advertencias al público por su contenido?

Un fotograma de Lightyear
Un fotograma de Lightyear FOTO: Pixar Pixar

Es la gran apuesta de Disney, o, en realidad, de Pixar, para la temporada de verano. “Lightyear”, una especie de “spin off” de la mítica saga “Toy Story” centrada en el personaje del astronauta Buzz, llegaba a los cines con la intención de alzar su vuelo “hasta el infinito y más allá”. Sin embargo, sus cifras en taquilla no ha resultado ser tan brillantes como se esperaba. Durante su primer fin de semana, la cinta ha conseguido recaudar 51 millones de dólares en Estados Unidos, por debajo de la nueva entrega de “Jurassic Park” en su segundo fin de semana (58,6). En el mercado internacional, el estreno ha ido peor: 34 millones en el resto del mundo que dejan un balance algo insatisfactorio. La película tiene un presupuesto de más de 200 millones.

Algunas explicaciones a los malos resultados pueden buscarse a que, en parte del mundo, se han incluido avisos en las salas de cine acerca de una de las escenas de la historia en la que dos personajes femeninos se besan. En algunos países, esa secuencia ha sido censurada y eliminada del metraje y en otros cines de Oriente Medio y también algunas cadenas de exhibidores occidentales han incluido el aviso de “contenido LGTB” o “contenido de ideología de género” que ha espantado a los padres en la misma taquilla.

La Comandante Alisha, compañera de misiones de Lightyear, tiene una familia con otra mujer y 14 países asiáticos han prohibido el estreno de la cinta por este motivo. En China, el estreno está todavía sin confirmar, ya que las autoridades han pedido suprimir la secuencia del beso. El actor Chris Evans, que da voz al protagonista en la historia, ha calificado de “idiotas” a quienes están detrás de las prohibiciones: “La historia humana es la del crecimiento. Siempre habrá gente con miedo, pero por suerte esas personas son las que se extinguen como los dinosaurios”. Los comentarios irónicos acerca de la prohibición no se han hecho esperar en redes.