Sección patrocinada por sección patrocinada
Cine

Polémica

Susan Sarandon, abandonada por sus representantes por pedir un alto el fuego en Gaza

La célebre actriz y activista ha sido abandonada por su agencia de representación, sumándose a los casos de censura a Melissa Barrera o Maha Dakhil

No son tiempos fáciles para posicionarse políticamente en Hollywood. Más allá de la conspiranoia antisemita, el peso de la diáspora judía entre algunos de los grandes estudios de la Meca del cine, está provocando que cualquier gesto que no se traduzca en un apoyo frontal al Estado de Israel se interprete como una ofensa. Es lo que ha ocurrido con la actriz Susan 

  Sarandon, poco amiga de los silencios en situaciones de injusticia y activista férrea por los derechos de la mujer, que este fin de semana pidió a la comunidad internacional que se volviera a reclamar un "alto el fuego" en Gaza.

"No tienes que ser palestino para sufrir por lo que está pasando en Gaza. Apoyo a Palestina. Nadie está libre hasta que todo el mundo sea libre", declaraba la ganadora del Oscar en una entrevista, a colación de una manifestación en Nueva York, el pasado 17 de noviembre. Y añadía: "Hay muchas personas que tienen miedo de ser judías en este momento y están empezando a probar lo que se siente al ser musulmán en este país, tan a menudo sujeto a la violencia". Son estas declaraciones, además del nulo arrepentimiento de la estrella, las que han provocado que su agencia de representantes (UTA) la abandone, mostrándose "muy dolidos" por la actitud de Sarandon.

Un nuevo tipo de macartismo

Y es que parece que Hollywood se ha abonado a un nuevo macartismo en el conflicto entre Israel y Palestina, puesto que Sarandon no ha sido la última víctima cinematográfica. La actriz Melissa Barrera, protagonista de "Scream V" y "Scream VI", además de "In the Heights", ha sido despedida de la séptima entrega de la sangrienta franquicia. La decisión del estudio, según ha trascendido en los medios estadounidenses especializados, pasa por la nívea decisión de la intérprete de abogar por un alto al fuego en sus redes sociales.

Ello, sumado al conato de despido de una de las agentes más importantes de Hollywood (Maha Dakhil), a la que solo ha parecido salvar del paro su buena relación con el actor Tom Cruise, revuelve todavía más los ánimos justo después de la huelga.