MENÚ
viernes 19 octubre 2018
15:09
Actualizado
  • 1

Galdós frente a su posteridad

El Cabildo de Gran Canaria conmemora el bicentenario de la muerte del autor de Tristana con un proyecto de teatro participativo que conecta su legado literario con el presente

  • Galdós frente a su posteridad

Tiempo de lectura 4 min.

12 de octubre de 2018. 17:15h

Comentada
Raúl Losánez.  12/10/2018

Nada menos que 1045 personas anónimas han participado activamente en un experimento artístico denominado ‘Ensayo y error’ a partir del cual se ha ido fraguando el montaje teatral titulado Ana (también a nosotros nos llevará el olvido). La obra, escrita por Irma Correa y dirigida por Mario Vega, se ido cociendo a fuego lento y en puchero de barro durante largo tiempo antes de su estreno anoche en el Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria. Este es el primer fruto que recoge el Laboratorio Galdós, un proyecto impulsado por el cabildo de la isla y que se inscribe dentro de lo que se ha llamado Bienio Galdosiano, periodo en el que las instituciones culturales tratan de potenciar la obra del ilustre escritor y que va desde 2018, fecha en la que se han cumplido 175 años de su nacimiento, hasta 2020, año que marcará el primer centenario de su fallecimiento.

Galdós frente a su posteridad

Una de las curiosidades de este Laboratorio Galdós, amén de poner en valor el legado de uno de los escritores españoles más importantes y universales de todos los tiempos, es sin duda su vocación de implicar a la ciudadanía en la fase creativa. Hasta 18 ensayos de Ana (también a nosotros nos llevará el olvido) se han realizado de forma abierta con un público que, previa inscripción en el programa, ha podido opinar y decidir en cuestiones tan relevantes como la puesta en escena del texto o la configuración de los personajes y las soluciones interpretativas. Tal vez la especial atención en esos ensayos a la opinión de los más jóvenes –alumnos de Bachillerato y de 4º de ESO- haya propiciado que el resultado de Ana sea una función caracterizada, en su línea argumental y expositiva, por la sencillez, la claridad y la frescura, lo que la hace muy adecuada para ese público que está entrando en la vida a adulta y que empieza a interesarse por asuntos tan importantes como la libertad individual y sexual.

Galdós frente a su posteridad

Inspirándose de manera muy libre en la conocida novela galdosiana Tristana, que dio a la literatura decimonónica uno de sus personajes femeninos más interesantes y avanzados, la dramaturga Irma Correa ha llevado a su ‘retocada’ protagonista hasta los años 60 del siglo pasado, con la sombra de la Ley de vagos y maleantes amenazando cualquier conducta homosexual. En ese contexto social, Ana, un ama de casa sin muchas aspiraciones y casada con un funcionario de futuro prometedor, llegará a descubrir un mundo nuevo para ella al conocer a Vivian, una fotógrafa francesa por la que pronto se siente atraída y que la incita a vivir otra vida diferente fuera de España.

Galdós frente a su posteridad

Marta Viera, Rubén Darío, María de Vigo y Ruth Sánchez conforman el reparto de una función en la que el director Mario Vega desarrolla una ingeniosa disposición del espacio, muy apoyada en el lenguaje de la proyección audiovisual, que intensifica la claridad del discurso dramatúrgico, y que favorece que cualquier tipo de espectador pueda comprender sin problemas a los personajes y pueda acercarse con facilidad a la gravedad del conflicto.

Galdós frente a su posteridad

Mientras este primer montaje del Laboratorio Galdós inicia su andadura, otro nuevo empieza a gestarse ya bajo los mismos parámetros de creación. Será El crimen de Fuencarral, a partir de las crónicas periodísticas del escritor canario sobre aquel desgraciado episodio real, las cuales son para algunos el germen del género negro eminentemente español. Dado que el proyecto conjunto no se circunscribe a las coordenadas de la isla ni a determinados estilos o corrientes, sino que, por el contrario, quiere establecer un vínculo artístico entre generaciones y países con la figura de Benito Pérez Galdós como nexo, y con el teatro que lleva su nombre como centro de operaciones, la dramaturgia de esta próxima obra recaerá en el autor, actor y director colombiano Fabio Rubiano.

Un tercer montaje -cuyo título aún no se ha decidido-, una exposición fotográfica y la edición de un libro con los tres textos teatrales que han conformado el ciclo cerrarán en 2020 la frenética actividad del laboratorio para este Bienio Galdosiano.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs