Toni Bou, otra vez campeón del mundo de trial: “El coronavirus ha sido un rival duro este año”

El piloto de Repsol Honda alcanza las 24 coronas consecutivas, asegura que Rafa Nadal es un referente y que Marc Márquez volverá más fuerte tras su lesión

Toni Bou (Barcelona, 1986) se ha pasado catorce de sus casi 34 años ganando Mundiales de trial. Desde 2007, su rutina cada temporada se ha basado en conseguir la dos coronas mundiales (bajo techo y al aire libre) con una constancia pocas veces vista en el deporte. Ni siquiera este 2020 maldito por el coronavirus ha podido con él, y si algo no ha cambiado en la nueva normalidad ha sido el doblete del piloto del Repsol Honda Team.

–¿Otros años venía usted a la redacción del periódico incluso con su moto. Pero ahora toca entrevista online...

–Es raro para todos. A ver si pasa rápido. Estar así es un drama.

–¿Cómo pudo entrenar durante el confinamiento?

–Tengo en casa un gimnasio sencillo, con las cuatro cosas básicas, pero perdimos mucho ritmo con la moto. Las pesas son una forma de prevención de lesiones nada más. La preparación fuerte es con la moto, dos o tres horas diarias, y perdimos toda la pretemporada. Al final no hay mejor entrenamiento que una carrera y este año lo hemos podido comprobar con un calendario tan comprimido.

–¿Se sintió extraño cuando pudo pilotar al aire libre?

–El ritmo es lo que me faltaba. Esa precisión al final de cada zona, que es la que te acaba dando la puntuación en las carreras.

–Nueva normalidad, pero sigue ganando Mundiales.

–De momento el coronavirus no puede conmigo, es verdad. Muy contento con la temporada, que ha sido muy extraña. No sabíamos si el campeonato se iba a disputar entero, si serían sólo la mitad de carreras o si un PCR te iba a dejar fuera de la competición. Hubo muchos miedos que son normales y lógicos en esta temporada extraña. Hemos tenido mucha presión.

–¿Cómo lleva que se dé por hecho que va a ser campeón?

–La maleta es grande, se va llenando y pesa. Es positivo ganar, pero también tiene sus partes malas, y es que al año siguiente sales como máximo a repetir y a hacer lo que todos esperan de ti. Hay que mantener los pies en el suelo y hacer las carreras desde cero. Que haya ganado 28 mundiales seguidos no quiere decir que no se pueda perder. La realidad es que no hace falta la Covid ni nada para perder, porque los rivales están fuertes. Hay que seguir disfrutando y tratar de que la presión no afecte al pilotaje.

–Nadal 20 Grand Slams y usted 24 títulos mundiales...

–Rafa es un referente para todos y más para un deportista individual como es mi caso. Tiene una mentalidad increíble, es un superador de problemas y un gran trabajador.

–¿Hay una fórmula para ganar durante tanto tiempo?

–Trabajo, sacrificio, nunca pensar que lo tienes hecho y un puntito de suerte. Porque cuando hablamos de años consecutivos hay que tener un poco de ese factor que es la fortuna.

–¿Y cómo se mantiene lejos de las lesiones? Marc Márquez parecía irrompible y finalmente ha tenido que parar.

–Tenemos una buena amistad y me supo fatal su caída. Fue mala suerte, porque al final le golpeó la moto, pero esto demuestra que puede pasar. Estamos acostumbrados a que Marc gane siempre y estoy convencido de que hubiera sido otra vez campeón si no le pasa esto. Hay que disfrutar cada triunfo, porque aunque parezca fácil no lo es para nada.

–Debe ser difícil estar lesionado y ver todo desde fuera.

–Muy complicado, pero si algo tiene Marc es que te sorprende en todas las situaciones.

–¿Se ve compitiendo más allá de los 40, como Rossi?

–Aquí hay un tema fundamental de motivación. Cuando se gana tanto es difícil lo que ha hecho Valentino de pasar del ser el rey a no ganar y aún así quedarte. Entiendo que si te notas bien pues debes continuar. Rossi se merece seguir intentándolo hasta que se vea capaz.

–¿Usted seguirá cuando ya no esté para ganar?

–Cuando hago bici también compito, pero quizá para quedar el dieciséis dentro del grupo que vamos. Al final es saber disfrutarlo. Si hago tercero o cuarto, pero veo que lo estoy disfrutando y me llena, pues seguiré.

–¿La Covid-19 ha sido un enemigo extra?

–En mi vida había tomado tantas vitaminas. Estoy seguro de que Cristiano Ronaldo ha vigilado mucho todo y... pam, positivo. El coronavirus ha sido otro rival y muy duro, porque das positivo y pierdes el campeonato. Además estaban los falsos positivos, que sí asustan, como le ha sucedido a Verdasco en Roland Garros. Es una presión que no es deportiva, es externa y al final te obsesionas. Incluso estando encerrado podías dar positivo.