¿Por qué Estados Unidos ha congelado todas las sanciones contra Roman Abramovich?

El Kremlim confirma una llamada de Zelensky a Biden para mantener al magante ruso al margen y usarlo como “pieza clave” en la negociación con Rusia.

El Kremlim confirma una llamada de Zelensky a Biden para mantener al magante ruso al margen y usarlo como “pieza clave” en la negociación con Rusia.
El Kremlim confirma una llamada de Zelensky a Biden para mantener al magante ruso al margen y usarlo como “pieza clave” en la negociación con Rusia. FOTO: Alastair Grant AP

El secretario de Prensa de la Presidencia rusa ha confirmado que el oligarca ruso “participó en la fase inicial” de las negociaciones. “Sí, él participó en la fase inicial” de la organización de las conversaciones, ha señalado el secretario de Prensa de la Presidencia rusa Dmitri Peskov. El Kremlin confirma además negociaciones entre Ucrania y Estados Unidos que afectan al oligarca ruso.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky pidió al presidente estadounidense Joe Biden que dejara al multimillonario ruso-israelí Roman Abramovich de la lista de sanciones de Washington con la esperanza de que el oligarca pudiera ayudar a mediar entre Kiev y Moscú, según el informe que ha salido a la luz.

La solicitud se hizo durante una llamada entre los dos líderes, según adelanta The Wall Street Journal, citando a personas conocedoras del asunto. La Casa Blanca estaba lista para anunciar sanciones contra Abramovich similares a las introducidas por el Reino Unido pero se frenaron en seco.

Después de la llamada de Zelensky, el Consejo de Seguridad Nacional ordenó al Departamento del Tesoro que pospusiera el anuncio, según el informe. Si bien la UE y el Reino Unido siguieron adelante con sus sanciones contra Abramovich, Biden mantiene congelada cualquier decisión.

 Roman Abramovich con su hija  Sofia Abramovich en el palco del Chelsea.
Roman Abramovich con su hija Sofia Abramovich en el palco del Chelsea. FOTO: Mike Egerton GTRES

Estados unidos guarda silencio

El Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca se ha negado a comentar el informe confirmado por el Kremlim. “No vamos a leer conversaciones privadas entre el presidente Biden y el presidente Zelensky”, dijo Emily Horne, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, si dejó entrever cierta negociación con Abramovich: “Hay una serie de canales a través de los cuales nuestros socios ucranianos y sus homólogos rusos pueden participar en el diálogo y la diplomacia”.

A finales de febrero, David Arakhamia, líder del partido del presidente ucranio Volodimir Zelenski en el parlamento, ya confirmó que Abramovich había sido invitado para formar parte de las conversaciones de paz. “Juega un rol muy positivo en este proceso”.

La asfixia británica

Mientras tanto, el Reino Unidos no cede ni un ápice y mantiene su asfixia al oligarca ruso. La Premier League anunció hace unas semanas la destitución del magnate ruso como dueño del Chelsea e incluso algunas de sus propiedades fueron incautadas por el gobierno británico, que además congeló los activos del empresario ruso en el país por una suma que asciende a 15 mil millones de libras esterlinas (18.000 millones de euros).

Entre los bienes incautados al magnate están un ático tríplex de Abramovich en un edificio Chelsea Waterfront de 37 pisos, con un valor de 35 millones de euros, al igual que otra casa adosada de seis plantas en Eaton Square, que adquirió por 33 millones de euros. Unas propiedades que el Gobierno británico explora convertir en centro de refugiados ucranianos.

Turquía, su último refugio

Lo único que el magante, asfixiado por la dura política británica, ha logrado poner al salvo son su dos megayates. Como parte de la lista de personas en las nuevas sanciones de la Unión Europea, el magnate “escondió” sus barcos muy lejos para que no se los incauten. Concretamente en Turquía que, a día de hoy, se niega aplicar las sanciones.