Château de la Croë: así es el histórico castillo que Francia ha arrebatado a Roman Abramovich

Las sanciones han golpeado con dureza en los últimos días al todavía dueño del Chelsea. La mansión que perteneció a los duques de Windsor está valorada en más de 110 millones de euros

Eduardo VIII y Wallis Simpson, duque y duquesa de Windsor, eran los antiguos dueños de la propiedad confiscada a Abramovich
Eduardo VIII y Wallis Simpson, duque y duquesa de Windsor, eran los antiguos dueños de la propiedad confiscada a Abramovich FOTO: Archivo/Twitter larazon

El magnate ruso, Roman Abramovich, que está desaparecido desde que su imagen sonriente en las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania en Estambul dieran la vuelta la mundo, no levanta cabeza y en los últimos días ha visto como su fortuna era golpeada una y otra vez en cumplimiento de la duras sanciones impuestas por Europa a los oligarcas rusos.

En tan solo unos día , el magnate ha visto como superyate “Solaris” era expulsado de Turquía y como la La policía de Jersey ejecutaba órdenes de registro en locales «sospechosos de estar relacionados» con las actividades de magnate en la isla y congeló activos del todavía dueño del Chelsea por valor de 7.000 millones. Pero las malas noticias no acaban ahí y Francia le ha arrebatado una de sus joyas. Su palacete “Château de la Croë” ha sido confiscado por las autoridades galas.

La incautación de la villa se produjo como parte de una enorme operación en la que se confiscaron o congelaron más de 27.000 millones de dólares en efectivo, propiedades y otros activos pertenecientes a los oligarcas rusos en las últimas semanas, según confirmó el Ministerio de Economía y Finanzas de Francia.

Una histórica Villa

Château de la Croë está situado en una de las partes más prestigiosas de la Riviera francesa, el Cap d’Antibes, y los agentes inmobiliarios locales estiman que tiene un valor de alrededor de 110 millones de euros.

Construida en 1926, la elegante villa se completa con más de una docena de habitaciones, ocho baños y se encuentra en 12 acres de frondosos bosques y exuberantes jardines a solo unos metros del mar Mediterráneo. Cuenta con vestíbulo, cocina con comedor, varios salones, sala de estar, sala de televisión, zona de juegos, biblioteca y oficina, entre otras habitaciones.

Abramovich gastó unos 40 millones de dólares en la restauración del Château después de que lo compró en 2001, construyó una piscina de 15 metros en el techo e insertó un enorme gimnasio y cine en casa en el sótano para crear la zona de juegos definitiva de los multimillonarios.

Pero antes de que uno de los magnates favoritos de Putin se mudara, la increíble propiedad fue utilizada como casa de vacaciones por el ex rey de Inglaterra Eduardo VIII y la socialité estadounidense Wallis Simpson, más conocida como el duque y la duquesa de Windsor. En época de su gran esplendor, tenía en el servicio a 33 empleados.

El duque y la duquesa de Windsor se convirtieron en propietarios del Château de la Croë en 1938 después de que el rey Eduardo VIII abdicara del trono. La villa se convirtió en uno de los retiros favoritos de la pareja y también se utilizó en varias ocasiones para albergar a invitados muy estimados.

Propiedad de los Duques de Windsor

Eduardo VIII y la socialité estadounidense Wallis Simpson, duque y duquesa de Windsor, eran los antiguos dueños de la propiedad confiscada a Abramovich.

Winston Churchill, el famoso primer ministro que condujo con éxito a Gran Bretaña a la victoria en la Segunda Guerra Mundial, celebró su 40 aniversario de bodas con el duque y la duquesa en la villa en 1948 antes de que se vendiera el castillo dos años después. También pasaron por ahí los magnates griegos Aristotle Onassis y Stavros Niarchos.

En 2010, se proyectó un cortometraje en la casa sobre la restauración de Abramovich del Château de la Croë. Antes de su restauración, el castillo había sido dañado y ocupado de manera ilegal, y solo la estructura seguía intacta. El permiso para la renovación se otorgó en febrero de 2004 y el trabajo tardó cuatro años en completarse. En la azotea del edificio se construyó una piscina de 15 m de largo y en el sótano se instaló un gimnasio y un cine Los jardines fueron diseñados por Peter Wirtz, hijo del célebre paisajista belga Jacques Wirtz, y plantados con especies californianas y mediterráneas.

Además del Château de la Croë, hay otras dos magníficas mansiones históricas en Cap d’Antibes. Una es Villa Eilenroc, que hoy está abierta al público y contiene un fantástico jardín.