MENÚ
miércoles 22 mayo 2019
08:41
Actualizado

Cristiano “persigue” el récord de Seedorf

El astro portugués aspira a igualar al holandés y ganar la Champions con tres equipos. El Atlético es el tercer rival al que más goles ha marcado

  • Cristiano Ronaldo, durante el entrenamiento en el Metropolitano / Reuters
    Cristiano Ronaldo, durante el entrenamiento en el Metropolitano / Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

20 de febrero de 2019. 03:05h

Comentada
Domingo García 20/2/2019

La obsesión de Cristiano Ronaldo es alcanzar a Clarence Seedorf, el único jugador que ha ganado la Liga de Campeones con tres equipos diferentes. El holandés lo hizo con el Ajax, el Real Madrid y el Milan. Cristiano ya lo ha conseguido con el Manchester United y con el Real Madrid y ahora quiere regresar al Metropolitano el próximo 1 de junio para ponerse a la altura de Seedorf.

La Juventus se ha agarrado al fichaje del portugués para volver a ganar una competición que aún no ha conseguido en este siglo. Y en el pasado sólo logró dos a pesar de ser uno de los equipos más poderosos del continente. Ni siquiera Zidane consiguió la Liga de Campeones con la Juve. Perdió dos finales, contra el Dortmund y el Real Madrid, y tuvo que esperar a mudarse a Madrid para ganar la Champions. Cristiano ha recorrido el camino inverso, se supone que para ser feliz. Y para seguir ganando.

Allegri, el entrenador de la Juventus, reconoce que su llegada acerca a su equipo a la Champions. «Pero no es una obligación ganar. Hay que trabajar bien en el campo y hay que tener un pelín de suerte. Tener a Cristiano es una ventaja, porque en los campeones de los últimos diez u once años en la Liga de Campeones han estado Ronaldo y Messi», explica. «[Cristiano] ha hecho una gran elección cambiando... Es un desafío importante como deportista llegar a un club importante como la Juventus y encontrar un equipo consolidado», dice Simeone.

Cristiano es el máximo goleador de la Liga italiana esta temporada. Lleva 19 goles y diez asistencias en 24 partidos. En el resto de competiciones su aportación es menor. Sólo marcó un gol en la Supercopa italiana y otro hasta el momento en la Champions, en la que le ha penalizado la expulsión contra el Valencia en el estreno. Fue precisamente después del gol en la Supercopa cuandoAllegri le dedicó los mayores elogios. «Por esto fichamos a Cristiano. Es el mejor y, de paso, marca. Es importante para nosotros, se movió muy bien e hizo un gran gol», explicaba el técnico juventino tras la victoria contra el Milan.

Cristiano es la referencia para sus compañeros. «He tenido la oportunidad de jugar junto a Lionel Messi y ahora estoy jugando con Cristiano Ronaldo. No somos muchos los que hemos tenido esa oportunidad. Es algo positivo porque siempre puedes aprender de los mejores», explica el argentino Dybala en declaraciones a uefa.com. «[Cristiano] es un tipo relajado y normal, como el resto de nosotros. A pesar de todo lo que ha logrado a lo largo de su carrera, siempre ha sido muy amable en el vestuario. Eso ayuda a que te sientas cómodo cuando estás en presencia de un jugador así. Lo comparo con Leo Messi, porque todos los demás lo hacen, y creo que son dos jugadores excepcionales. Aprendes mucho de futbolistas y personas como ellos, tanto dentro como fuera del campo», añade.

«Está muy motivado», dice Pjanic. «Cristiano siempre ha estado presente y siempre ha sido determinante en la Liga de Campeones. Es un jugador muy importante. Lo ha demostrado este año», agrega el bosnio, que desde la llegada del portugués ya no es el dueño absoluto de los lanzamientos de falta. «Si está cerca la lanzaré yo y si está más lejos lo hará él», reconoce.

El Atlético, además, es uno de sus rivales favoritos en los últimos años. Le ha marcado 22 goles en 31 partidos y sólo el Getafe y el Sevilla lo han sufrido más cuando vestía la camiseta del Real Madrid. 23 goles en 14 partidos marcó al Getafe y 27 en 18 al Sevilla.

Cristiano marca, pero además, ha conseguido mejorar a sus compañeros. El que más agradece su presencia es el exrojiblanco Mario Mandzukic. El croata puede actuar como un verdadero delantero centro después de años condenado a trabajos forzados en la banda y ya ha conseguido ocho goles en la Serie A. La temporada pasada el balcánico marcó cinco tantos en todo el año. Mandzukic rentabiliza los pases y el trabajo de Cristiano, que acapara la atención de las defensas, para ocupar el centro del área, que queda despejado cuando el portugués ocupa la banda, desde donde le gusta iniciar la jugada.

El encuentro en el Metropolitano es el regreso del portugués a un estadio de Madrid. Hasta ahora sólo había vuelto a la capital para asistir al juicio por fraude fiscal que solucionó con un pacto y el pago de 19 millones de euros a Hacienda.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas