MENÚ
martes 18 diciembre 2018
02:58
Actualizado

Diego Costa gana la pelea

Sergio Ramos y el delantero rojiblanco revivieron su eterno duelo. Faltas de los dos, un gol del madridista y dos del jugador atlético, el resumen de su enfrentamiento

  • Uno de los múltiples encontronazos entre Costa y Ramos
    Uno de los múltiples encontronazos entre Costa y Ramos

Tiempo de lectura 2 min.

16 de agosto de 2018. 05:56h

Comentada
Domingo García 16/8/2018

Al enfrentamiento entre Sergio Ramos y Diego Costa le faltaba una final europea. Aquellos roces que comenzaron cuando el delantero internacional vestía la camiseta del Rayo se han repetido en todas las competiciones nacionales, en Liga y en Copa, pero no se habían dado en el continente. Porque en la primera final de la Liga de Campeones en la que se enfrentaron los dos equipos la participación del rojiblanco fue fugaz. Simeone no quiso renunciar a su presencia, para eso había ido a Croacia a tratarse con placenta de yegua, pero apenas pudo sostenerse sobre el campo. Ocho minutos permaneció sobre el césped nada más. Y cuando se enfrentaron los dos equipos en Milán, Diego ya estaba en el Chelsea.

Pero en Tallin el enfrentamiento dio todo lo que se esperaba de los dos. Primero fue Sergio Ramos el que puso el codo en la cara del delantero con las primeras discusiones posteriores. Después fue el rojiblanco el que midió las distancias con su brazo con el mismo resultado.

El último roce se lo llevó Sergio Ramos cuando Diego Costa lo arrolló con los tacos en la nuca después de un forcejeo que terminó con el capitán madridista por los suelos. Ramos se fue a protestar al árbitro para que enseñara la tarjeta amarilla al rival, sin demasiado éxito. Después de la bronca terminaron bromeando y dándose la mano. Igual que ha pasado siempre, porque a pesar de las disputas, de las discusiones y de las patadas, fue Sergio Ramos el que hizo de guía a Costa cuando llegó a la selección. Fueron inseparables en los primeros días del delantero como internacional y el trato se ha mantenido.

Durante el partido, el duelo se vivió en las dos áreas, porque Diego Costa acertó primero, con un remate imposible que no pudo alcanzar Keylor Navas después de robarle la pelota a Ramos y superar con facilidad en la carrera a Varane. Apenas se cumplía el primer minuto de juego cuando Costa ya había marcado el primer gol.

Sergio hizo de Cristiano

La respuesta de Sergio Ramos fue asumir la responsabilidad en el lanzamiento de penalti. La ausencia de Cristiano Ronaldo en el equipo obliga a asumir nuevos roles en el equipo. Y si los goles se los deben repartir entre Benzema y Bale, Sergio ha decidido que los penaltis son cosa suya. Ya ha asumido el lanzamiento en otras ocasiones, con el Real Madrid y con la selección. Y ayer tampoco falló.

Pero Diego no podía quedarse así. Marcó el segundo gol que forzó la prórroga y se convirtió en decisivo para que su equipo ganara de nuevo un título europeo. Es la tercera Supercopa que gana el Atlético en los últimos nueve años. Ha ganado las tres que ha disputado, siempre llegando como campeón de la Liga Europa. Ahora su objetivo es regresar el próximo año como campeón de la máxima competición continental que se disputa en el Metropolitano.

Últimas noticias