MENÚ
viernes 21 junio 2019
00:19
Actualizado

El “baby Ajax”, al asalto de Cristiano y Turín después de tomar el Bernabéu

El equipo holandés, a repetir ante la Juve la hazaña que ya protagonizó ante el Real Madrid. Más de la mitad de sus titulares no había nacido cuando el club fue por última vez campeón de Europa

  • De Jong, en el centro, es la principal duda del Ajax
    De Jong, en el centro, es la principal duda del Ajax /

    MASSIMO PINCA / REUTERS

Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de abril de 2019. 23:48h

Comentada
Isabel Pacheco.  Madrid. 15/4/2019

Cuando la Juventus ganó su última Liga de Campeones, Cristiano Ronaldo era un niño que acababa de entrar en una de las canteras más prolíficas del fútbol portugués: la del Sporting de Lisboa. Tenía 11 años. Mientras Cristiano soñaba en aquella residencia a casi 1.000 kilómetros de su hogar, Madeira, con ser futbolista, «La Vecchia Signora» levantó en 1996, bajo el cielo del Olímpico de Roma, su segunda y última Champions. Casualidades del destino, lo hizo frente a su rival de hoy: el Ajax de Ámsterdam. Un equipo que, con los hermanos De Boer en sus filas, perdería aquella final en la fatídica tanda de penaltis. Un duro golpe para los holandeses que, por segunda temporada consecutiva, se habían metido en la final de la máxima competición europea de clubes. Pero esta vez la moneda no cayó de su lado como sí hiciera en 1995 cuando Kluivert, a cinco minutos del final, anotó el único gol del encuentro ante el Milan , que daría la cuarta «Orejona» al equipo dirigido por Louis Van Gaal.

Han pasado 24 años desde que «la cantera de Europa» volviera a enamorar con su fútbol al viejo continente, pero hoy ese sueño de volver a estar entre los grandes está más cerca que nunca. Todo ello porque un grupo de «niños», que ni siquiera habían nacido cuando el Ajax conquistó su última Champions, se han empecinado en devolver al club holandés al Olimpo. Allá donde descansa su leyenda, Johan Cruyff.

Unos niños porque la mayoría no superan los veinticuatro años y llevan jugando juntos toda la vida. Onana (23), De Light (19), el ya azulgrana De Jong (21), Neres (22), que anotó en la ida, y Van de Beek (21) forman el «babyboom» que esta noche tratará de hacer historia en el Juventus Stadium. «Somos un equipo joven que juega como adultos, como contra el Madrid», dijo Ten Hag, entrenador del Ajax, en la previa del encuentro.

El Ajax nunca ha conseguido ganar en Turín y los chicos de Erik Ten Hag quieren acabar con la maldición y dejar fuera a Cristiano de su competición fetiche. Ya lo demostraron en el Bernabéu y en la ida de cuartos con su juego alegre, vistoso y de toque. «La Juve es favorita, sobre todo después del resultado de Ámsterdam. Si jugamos bien podemos superar cualquier límite», señaló Ten Hag. No se van a achantar ante los Bonucci, Pjanic y Dybala. No le tienen miedo a nadie. Todo lo contrario que los italianos, que consiguieron salir vivos del Johan Cruyff Arena gracias a un testarazo del portugués.

Dos equipos con filosofías muy distintas que comparten un objetivo común: alcanzar las semifinales. Nadie quiere perderse el duelo de esta noche y De Jong, que acabó tocado en el último partido de Liga, estará en el Juventus Stadium, pero como dijo su entrenador en la previa: «El jugador decidirá cómo está. No puedo meterme en su cuerpo», añadió Ten Hag.

La joya del Ajax tratará de dejar fuera a Cristiano, que hace poco más de un mes vio cómo su exequipo, el Madrid, acabó abatido por los holandeses en el Bernabéu en un partido que muchos tardarán de olvidar. El descaro, el atrevimiento y sobre todo el fútbol que desplegó el equipo de Ten Hag enamoraron al mundo. Hoy quieren seguir soñando y demostrar al viejo continente que unos niños que se empeñaron en jugar al fútbol pueden conquistar Europa.

Últimas noticias