MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
00:43
Actualizado

El Olympique de Lyon acaba con el sueño europeo del Barcelona

Un hat-trick de Hegerberg y un gol de Marozsán en la primera parte dan la cuarta Champions consecutiva al club galo. Oshoala anotó el tanto del honor.

  • 2019 Olympique Lyonnais' Ada Hegerberg celebrates scoring their fourth goal to complete her hat-trick
    2019 Olympique Lyonnais' Ada Hegerberg celebrates scoring their fourth goal to complete her hat-trick /

    BERNADETT SZABO / REUTERS

Tiempo de lectura 2 min.

18 de mayo de 2019. 19:41h

Comentada
Isabel Pacheco 18/5/2019

ETIQUETAS

Cinco minutos. Ese es el tiempo que mantuvo vivo el sueño azulgrana de conquistar en Budapest la primera Champions League de su historia.

Un sueño que, por desgracia, no tardaría en diluirse porque enfrente no esperaba un rival cualquiera, sino el campeón de las tres últimas ediciones, el Olympique de Lyon. Con ésta, ya son seis las Champions que lucen resplandecientes en las vitrinas del club galo, que sigue demostrando su dominio absoluto en la máxima competición europea de clubes.

Inexperiencia, nerviosismo o simplemente porque el presupuesto del Lyon cuadruplica al del Barcelona, las francesas salieron como auténticas apisonadoras al césped del Groupama Arena de Budapest, que se llenó. Las francesas, acostumbradas a jugar este tipo de encuentros, no dieron ni la más mínima opción a las azulgrana que, a los 30 minutos, ya perdían por 4 goles a 0.

Ada Hegerberg, primer Balón de Oro femenino de la historia, fue con su hat -trick la verdugo de un Barcelona que no encontró su juego vistoso y de toque que le había llevado a meterse en la primera final europea de su historia. Sorprende que la noruega, que dio un recital y fue la mejor jugadora del encuentro, no esté en el próximo Mundial de Francia. La «14», que vivió un episodio machista cuando recogió el Balón de Oro, no acudirá a la cita del próximo mes de junio para defender los derechos de la mujer.

Dzsenifer Marozsán, que volvía a su país y que recibió una calurosa bienvenida durante el encuentro, abrió el marcador a los cinco minutos tras una buena asistencia de Van de Sanden por la derecha. La holandesa fue un quebradero de cabeza para Leila. Tras su gol, llegaron los tres de Hegerberg en sólo quince minutos que no hicieron más que demostrar por qué la noruega es la mejor jugadora del mundo.

Un remate de Alexia Putellas a la salida de un córner, cuando la primera parte estaba llegando a su fin, fue la ocasión más clara de un Barcelona que estaba viviendo una auténtica pesadilla sobre el césped del Groupama Arena.

Ya en la segunda mitad y sin ningún tipo de presión, el Barcelona empezó a sentirse más cómodo. Las jugadoras de Lluís Cortes se atrevieron más y a punto estuvieron de inaugurar el marcador. Lieke Martens no aprovechó su gran control dentro del área y cuando lo tenía todo para batir a Bouhaddi su remate se marchó desviado. Vicky Losada también lo intentó, pero su vaselina se marchó por muy poco arriba. Fue Oshoala, que salió en la segunda parte, la que anotaría el gol del honor azulgrana tras una gran asistencia de Martens.

El Lyon, que bajó una marcha en los segundos cuarenta y cinco minutos, es por cuarta temporada consecutiva el rey de Europa. El Barcelona tendrá que esperar, pero como dijo Lluís Cortés: «No es el final del proceso».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs