Deportes

La contundente respuesta de Alpine a Fernando Alonso por su gran enfado

El piloto español estalló tras la última prueba de F1 y ahora la escudería ha reaccionado a sus palabras

Fernando Alonso acabó muy enfadado con Alpine tras no poder acaba en Singapur
Fernando Alonso acabó muy enfadado con Alpine tras no poder acaba en Singapur FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Fernando Alonso y Alpine empiezan a despedirse, adelantándose a lo que va a suceder a final de temporada, cuando el equipo francés siga su camino y Fernando Alonso continúe con el suyo con Aston Martin, en busca de un equipo que le respalde sin fisuras y en busca, también, de un proyecto con el que sentirse plenamente satisfecho, algo que con Alpine al final no ha conseguido.

Después del decepcionante Gran Premio de Singapur Fernando Alonso no pudo más. Harto que el coche no responde como prometía, estalló, porque él es uno de los pilotos más ambiciosos del mundo y no entiende que el equipo no le acompañe en esas ganas de competir. El objetivo de este final de temporada es competir contra McLaren, pero con días como en Singapur es imposible. Alonso acabó viendo la carrera en un muro, en realidad sin mirar hacia ningún lado, dolido e impotente. Totalmente superado y muy enfado.

Alpine le ha respondido. Pat Fry, el director técnico de la escudería francesa ha querido defender al resto del equipo e intentar ver el lado positivo de lo sucedido en la última prueba de F1: “Obviamente, hemos asumido muchas cosas este año, cambiando una cantidad enorme. Y realmente estamos mucho mejor en términos de rendimiento por lo que se hizo en los últimos dos cursos”, ha asegurado en ‘Motorsport’. Para él, no se pueden poner “peros” a la evolución del equipo: “Se ha hecho un gran trabajo, pero siempre se hizo sabiendo que buscaríamos el rendimiento y que tendríamos que arreglar la fiabilidad. Y creo que esa es una forma valiente de avanzar, ¿no? De vez en cuando te pillan los problemas, como a todo el mundo”, ha continuado.

Espera que todo cambie cuando se vuelva a los buenos resultados: “Sólo necesitamos tener dos fines de semana normales, en ambos lados. Y sumar los puntos que podamos con el coche que tenemos, porque es más que posible”.

Según su explicación, Alpine se puso manos a la obra en cuanto acabó la carrera: ““Fueron problemas diferentes”, admitió. “Los motores estaban de vuelta a la fábrica el martes a la hora de comer, desmontados y entendido el problema, y estamos trabajando en ello”. No quería sacar conclusiones precipitadas: “Los problemas son relativamente nuevos, diría yo. Hay que entenderlos, y hasta que no se profundiza en la causa raíz, nunca se está seguro, ¿verdad? Así que hay que hacer un buen análisis”. Ese análisis tiene que ver si Alonso necesita un nuevo motor para la siguiente carrera: “ “Creo que hasta que no entendamos el problema es difícil responder a esa pregunta con sinceridad. A Esteban le queda un kilometraje más o menos considerable, con Fernando tenemos que pensarlo. Pero insisto, todo se reduce a lo que diga el análisis. ¿Debemos reducir el kilometraje de repente o no? Es difícil de saber en este momento hasta que se haya hecho todo el trabajo”, insistió. Pero si las cosas van mal, si el coche continúa sin ser fiable, entonces todo puede estallar.