Deportes

Así es Alexia Putellas, primera española en ganar el trofeo

La capitana de Barça -reconocida por la UEFA como ‘Mejor jugadora’ de la temporada pasada- se lleva el galardón, el segundo español en 60 años.

Alexia Putellas ha ganado esta noche en el Théâtre du Châtelet de París el Balón de Oro, 60 años después de que Luis Suárez se hiciera con el galardón. El FC Barcelona redondea así un año histórico, en el que logró el triplete de Liga de Campeones, Liga y Copa de la Reina, con la consecución del Balón de Oro por parte de una de sus cinco jugadoras nominadas: las españolas Sandra Paños, Alexia Putellas, Jennifer Hermoso e Irene Paredes, y la neerlandesa Lieke Martens.

El club azulgrana como equipo y España como selección han sido los que más futbolistas han aportado entre las 20 candidatas a hacerse con el galardón. La favorita para suceder a la estadounidense Megan Rapinoe, la vencedora de 2021 (en 2020 no se otorgó el premio por la pandemia del coronavirus) era la capitana del Barça, Alexia Putellas, y finalmente se confirmó. La futbolista de Mollet del Vallès, que ya fue reconocida por la UEFA como ‘Mejor jugadora’ de la temporada pasada, encabezaba todas las quinielas al título tras haber firmado una temporada sobresaliente en la que logró un triplete histórico con su equipo, conquistando la Liga, la Copa y la Champions League, y colaboró en el ascenso de la selección española femenina al top ten mundial por primera vez en su historia.

Un largo camino

Alexia Putellas nació en febrero del año 94, en Mollet del Vàlles. Lo que nadie imaginaba por aquel entonces era que había nacido una estrella del fútbol. Su sueño se ha hecho realidad, no solo es jugadora del Barça, sino que es la mejor jugadora de Europa y una de las mejores del mundo.

Tiene un talento inconmensurable. Ejerce de líder en el centro del campo, su visión de juego es innegable y su capacidad goleadora, brutal. Su pierna izquierda es pura técnica y clase.

Contaba Alexia Putellas en una entrevista en The Tactical Room, en 2012, que el fútbol era lo que la despejaba de los problemas, “pero no se puede vivir de ello”. Eran tiempos diferentes. Los partidos no se veían por televisión, había dos grupos en la primera división femenina, la Selección Española no acudía a citas mundialistas y a las niñas todavía les decían habitualmente eso de que no podían jugar al balón…

Sin embargo, en ese mismo medio de comunicación, Alexia advirtió que seguiría “trabajando día a día” para algún día “aquí en España, poder vivir del mundo del fútbol”. Hoy, todo es diferente. La niña de 7 años que empezó a jugar en un equipo de Sabadell por hobby y llegó a la cantera del Barça con 12, ha podido cumplir su sueño y contribuir de forma directa a que el fútbol femenino español forme parte de la élite.

El camino no fue fácil ni corto. Alexia debutó en la máxima categoría femenina con la camiseta del Espanyol, en el que llegó a jugar cuatro temporadas. De ahí, dio el salto al Levante en 2011, donde militaba cuando recibió la llamada que cambió su carrera profesional en 2012. “Recibí la llamada de Xavi Llorens y me dijo si quería formar parte del primer equipo del Barça. Era mi sueño y el de mi padre”, cuenta la de Mollet del Vallès en su episodio de Dare To Play.

A partir de ahí, comenzaba una carrera imparable. Hasta el momento se ha proclamado campeona de Liga hasta en cinco ocasiones, todas con la camiseta azulgrana. También ha ganado cinco copas de la reina, una supercopa de España y una Liga de Campeones. En el plano internacional, fue mundialista con la selección española en Canadá 2015 y Francia 2019.

La ansiada profesionalización

Feliz en el equipo de su vida, Alexia, que acabó retrasando su habitual posición de extremo para jugar en el centro del campo, vivió la profesionalización del Barça femenino en la temporada 2015-16. El club azulgrana ya había sido el primero en hacer contrato laboral a todas sus futbolistas. Y después dio un paso más incorporándolas a su estructura profesional y aumentando sus salarios un 30%. La molletense, como deseó en The Tactical Room en 2012, ya podía vivir del fútbol. Pero además, sus compañeras de profesión también.

Ser futbolista profesional y por ende, vivir de este deporte, es algo que está al alcance de muy pocas mujeres. Por ello Alexia manda un mensaje de ánimo a las niñas que emplean los recreos del colegio corriendo detrás de la pelota o que acuden a verla jugar y pedirle autógrafos: “Que sean felices y disfruten jugando al fútbol. Por suerte ahora tienen la opción de tener un trabajo, un futuro, que es ser futbolistas, y si lo quieren, que vayan a por ello”.

Además, es una firme luchadora contra los abusos a las mujeres en el deporte, algo que ha puesto de manifiesto con su participación en el libro “No las llames chicas, llámalas futbolistas” y su testimonio en el documental ‘Romper el silencio. La lucha de las futbolistas de la Selección’, en el que varias jugadoras relataban con crudeza los abusos sufridos por parte del seleccionador Ignacio Quereda.

Un balón de oro español 60 años después

Con una técnica exquisita, la centrocampista azulgrana es una pieza clave en el juego ofensivo del Barça, con el que firmó hasta 26 dianas y 23 asistencias la anterior temporada, y de la Selección española, en la que ha hecho historia siendo la jugadora con más internacionales. Méritos de sobra que la han aupado a la cima de fútbol mundial.

Empezó a estudiar Administración y Dirección de Empresas, pero lo dejó aparcado por la incompatibilidad de las clases y las concentraciones con el Barça y la selección. Desde 2013 es imagen de la firma de ropa deportiva Nike.

La centrocampista del Barcelona y de la Selección pisaba esta noche la alfombra roja con el único objetivo de conquistar un Balón de Oro para España 60 años después y el sueño se ha hecho realidad. Luis Suárez Miramontes fue el último español en ganar un Balón de Oro en 1961 y la capitana blaugrana ha igualado la gesta. También estaban nominadas al premio Jennifer Hermoso, Sandra Paños e Irene Paredes. El fútbol femenino español ha vuelto a pasear su orgullo por Europa.