Fútbol

Los graves insultos que provocaron la peineta de Luis Enrique en Suecia

El seleccionador sueco habló de ello tras conocer la versión de la Federación Española

Luis Enrique, durante el España-Georgia.
Luis Enrique, durante el España-Georgia.MARCELO DEL POZOREUTERS

La derrota de España contra Suecia (2-1), que dejó a la selección en una situación muy comprometida para clasificarse directamente para el Mundial de Catar 2022, dejó un momento desagradable después del partido. La periodista Frida Nordstrand, de la cadena TV4, aseguró que después de entrevistar a Luis Enrique al término del encuentro, el seleccionador español dedicó una peineta a un aficionado que desde la grada le gritó: “Vete a España”. Sin embargo, esa versión parece que estaba incompleta.

Según deslizó la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en una información que recoge el diario Marca, la reacción de Luis Enrique se produjo después de que un aficionado vestido con la camiseta de Suecia le dedicara graves insultos, entre ellos el recuerdo de familiares fallecidos del seleccionador español.

Janne Andersson, técnico de Suecia, habló de ello después del amistoso que su selección ganó este domingo a Uzbekistán: “Si es así, se trata de algo totalmente inaceptable”. Esta opinión de Andersson difiere mucho de la postura que mostró después del encuentro contra España, cuando no quiso profundizar en el tema y aseguró que no presenció esa supuesta peineta de Luis Enrique: “No lo vi, pero él puede hacer lo que quiera, yo no me meto en eso. Él hace lo suyo, nosotros lo nuestro”.

Luis Enrique se refirió a este incidente en la conferencia de prensa de este sábado, previa al partido contra Georgia. El seleccionador español no desmintió la peineta e incidió en la violencia verbal que sufrió por parte del aficionado después del choque contra Suecia: “Me resulta muy gracioso que los profesionales sufran violencia verbal y estéis más preocupados de cuál es mi respuesta. Era un insulto. Estoy acostumbrado a ellos, pero parece que interesa más cuál es la respuesta de la persona que sufre la violencia, y no condenáis el hecho”.