MENÚ
jueves 20 junio 2019
01:01
Actualizado

La batalla contra el tiempo de Tiger Woods para superar a Jack Nicklaus

Tras su triunfo en Augusta, el estadounidense, con 43 años, está a tres «majors» del récord de su compatriota, que cuando ganó el último tenía 46 y se consideró una proeza. Nadie lo ha hecho con más edad. La mentalidad del «Tigre», decisiva en su histórica pelea

  • La batalla contra el tiempo de Tiger Woods para superar a Jack Nicklaus
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

16 de abril de 2019. 00:07h

Comentada
Francisco Martínez.  Madrid. 15/4/2019

ETIQUETAS

«La edad influye en el golf, pero es verdad que no necesita la explosividad de otros deportes como puede ser el tenis. Es de precisión, técnica y cabeza», explica Ignacio Guerras, presidente de la Federación Madrileña de Golf y traumatólogo. Tiger Woods, con los años y con tantas lesiones, «ya no tiene el swing tan potente de antes –explica Guerras–, aunque es un superclase y se sabía que en cuanto recuperara el putt [golpe corto] regresaría a la pelea». Por eso con 43 años y tras haber vivido un infierno personal, el «Tigre» volvió a conquistar un «major», el Masters, y retomó la lucha por ser el jugador con más títulos de este nivel en la historia.

La batalla contra el tiempo de Tiger Woods para superar a Jack Nicklaus

Nada más ponerse la Chaqueta Verde, se amontonaron las preguntas. Por un lado: «¿Superará los 18 de Jack Nicklaus?». Y los más osados: «¿Cuándo lo hará?» Hay que tener en cuenta varios factores. Primero, lo dicho por Ignacio Guerras: si en algún deporte se puede, es en el golf, por eso, aunque no es lo habitual, se han visto cosas como la de Tiger el pasado fin de semana o como la de Nicklaus en 1986, cuando también se impuso en Augusta con 46 (nadie lo ha conseguido con más edad). Si se tienen como referencia esos 46, a Woods le quedan 15 «majors» por delante, de los que tendría que ganar tres para igualar la plusmarca y cuatro para superarla, aunque el californiano podría competir con más tiempo y tener más oportunidades. «Puede lograrlo. Lo importante es la mentalidad, que consiga mantener la concentración», opina Guerras. Pero también hay que mirar la igualdad de este deporte. Por seguir la comparación con el tenis, que también es muy técnico: cuando llegan los «Grand Slams» se sabe que lo más probable es que ganen Nadal, Djokovic o Federer. Así ha sucedido en la última década y media. Desde 2003, cuando Federer logró su primer Wimbledon, hasta 2019, con el triunfo de Djokovic en Australia, son 63 títulos «grandes», y 52 se los llevaron ellos tres: 20 el suizo, 17 el español y 15 el serbio. Los otros once se los han repartido Murray y Wawrinka (3 cada uno) y Gaudio, Safin, Del Potro, Cilic y Roddick (1). En total, son 10 vencedores diferentes. En ese mismo tiempo en el golf, el número de ganadores en los «majors» se dispara a 39, claro que en cabeza está Tiger (6), seguido de Mickelson (5), que es un ejemplo de golfista que empezó a ganar torneos de los importantes «tarde», aunque con 40 o más, sólo uno (y casi otro, por dos meses). Nicklaus llegó a tres y Woods tiene que alcanzar al menos cuatro para pasar más a la historia. La próxima oportunidad, el PGA (16-19 de mayo).

Últimas noticias