Deportes

Nadal contra Nadal en Roland Garros: lo que opina Rafa de su enfrentamiento “contra” su tío Toni

El zurdo tiene como próximo rival a Felix Auger Aliassime, al que asesora quien era su entrenador desde niño

Rafa Nadal firma autógrafos después de su triunfo ante Botic van de Zandschulp en la tercera ronda de Roland Garros
Rafa Nadal firma autógrafos después de su triunfo ante Botic van de Zandschulp en la tercera ronda de Roland Garros FOTO: Christophe Ena AP

En el último Mutua Madrid Open Toni Nadal se sentó en el palco de su sobrino en el partido contra Goffin. Se marchó en el primer set para presenciar el duelo del tenista al que asesora desde 2021, Felix Auger-Aliassime, en otra pista, que venció rápido, y el tío Toni volvió a la central para ver cómo Rafa se deshacía del belga en un encuentro que se alargó más de la cuenta. En París también ha estado saltando de un palco a otro cuando ha podido, pero en los octavos de final no irá la Philippe Chatrier precisamente porque juegan sus dos tenistas. «No iría», ha dicho siempre. Y ahora que ha llegado el momento, ha profundizado sobre esa decisión en una entrevista con «claytenis». «No le diría nada [a Félix] para que le ganara a mi sobrino. Yo ya se lo dije: no le voy a decir si mi sobrino tiene esto o lo otro. Por encima de todo soy tío de Rafael, he estado muchos años con Rafael, trabajo para Rafael en la Academia. Y, aunque no trabajara para Rafael, es mi sobrino. No me voy a ir a decirle al otro como tiene que ganarle», reflexiona el hombre con el que Rafa conquistó, entre otras cosas, 17 de sus 21 Grand Slams. «Por ética tampoco le diría a mi sobrino qué tiene que hacer para ganar. Y no hace falta, tiene su entrenador. Es una situación inusual. Gane el que gane me irá bien», continúa en la misma entrevista a «Clay».

“No voy a hablar con Toni antes del partido”, expresó Nadal, que ve la situación como algo “muy sencillo”. “Es mi tío, no creo que quiera que pierda, pero es un profesional, está con otro jugador, no sé si estará en el box o no, me da lo mismo, no es un problema. Sé los sentimientos que tenemos, que quiere lo mejor para mí, pero que está con otro jugador. Nunca podré agradecerle todo lo que ha hecho por mí. Antes que nada es mi familia. Incluso es más que familia, vivimos en la misma ciudad, estamos todo el rato juntos y hay muchas emociones vividas”, dijo el zurdo. Y Felix también lo tiene claro, en otro sentido: “Nadie, ni Toni ni Fred (Fontang, su otro preparador, el principal) tienen las respuestas para ganar a Nadal, depende de mí encontrar las soluciones. A veces tendemos a pensar demasiado a quién tenemos enfrente y hay que pensar en nosotros”, opinó el joven canadiense.

Sólo un precedente

Por tanto, el factor Toni no tendrá influencia en el duelo de octavos de final que van a protagonizar. Félix se deshizo de Krajinovic (7-6 [7/3], 7-6 [7/2] y 7-5) y Nadal firmó otra actuación convincente ante el neerlandés Van de Zandschulp (6-3, 6-2 y 6-4). El balear comenzó el duelo con un break en contra, pero ahí acabaron prácticamente todas sus dificultades. No tardó en igualar la rotura y a partir de ese momento dominó con su golpe de derecha como quiso. En condiciones de solete, con la pista como a él le gusta, mandó siempre. Cuando golpea plantado hace mucho daño a los rivales. A Van de Zandschulp le costó adaptarse al peso de bola del zurdo, que está tirando más fuerte todavía de lo normal. Se le ve como liberado, como si todas las dudas con las que llegaba a París por los problemas en su pie izquierdo las hubiera transformado en energía positiva. Nadal y Félix Auger sólo se han enfrentado una vez, en el Mutua Madrid Open de 2019, con triunfo para el español (6-3 y 6-3).