Las aerolíneas piden al Gobierno que les ayude con los dividendos de Aena

Soliciten que los use para compensar al gestor aeroportuario por eximirles del pago de tasas

Las aerolíneas han solicitado más ayudas al Gobierno
Las aerolíneas han solicitado más ayudas al Gobierno

Las aerolíneas piden auxilio. Miles de aviones han dejado en los últimos días de surcar los cielos de Europa por las restricciones a la movilidad introducidas para combatir al coronavirus y sus propietarias se ahogan. Sin vuelos no hay ingresos, pero los gastos siguen corriendo. La Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que aglutina cerca de 80 aerolíneas que operan en España, incluyendo 9 de las 10 de más tráfico, calcula de sólo en tasas de estacionamiento por dejar de volar, las compañías desembolsan 7 millones de euros al mes al gestor aeroportuario, Aena. Y buscan una solución para aligerar la factura. La que han encontrado apela directamente al Gobierno. ALA ha solicitado al Ejecutivo que utilice “los cuantiosos dividendos” que ha recibido por su 51% de propiedad del operador aeroportuario compensando, en su caso, a Aena por la supresión de estos costes extraordinarios derivados de la paralización de las flotas de las compañías aéreas. De este modo, se resolverían sus problemas sin perjudicar a Aena, que también atraviesa una situación delicada por el descenso de tráfico.

El Estado posee un 51% de Aena a través de Enaire, gestor público de navegación aérea que está bajo e paraguas del Ministerio de Transportes. A costa de los resultados del pasado ejercicio, las arcas públicas han ingresado casi 600 millones de euros en concepto de dividendos del gestor aeroportuario.

Política de Reembolsos

Para evitar las asfixia económica de las compañías por falta de ingresos, ALA también ha propuesto el Gobierno que flexibilice la política de reembolsos y adopte “medidas excepcionales en un momento especialmente crítico para el sector aéreo, que atraviesa dificultades de liquidez y cuya viabilidad futura está en riesgo”. Una de las alternativas que se propone desde ALA es la devolución de los billetes a través de bonos de viaje (vouchers) como solución para evitar la quiebra por falta de liquidez de muchas compañías y no dejar a los pasajeros sin ningún tipo de compensación.

Después de que el coronavirus haya dejado reducida a la mínima expresión la capacidad operativa de las aerolíneas, los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) se han sucedido en cascada en el sector en los últimos días. Iberia, Air Europa y Air Nostrum se ha acogido a esta figura para capear de la mejor forma posible el temporal y tratar de recuperar después del empleo de forma progresiva, una vez que se reanude la actividad. Aerolíneas que operan en España como Ryanair o easyJet también han anunciado que esta misma semana dejarán prácticamente de operar y que apenas mantendrán una operativa mínima para garantizar la conectividad en el Reino Unido.

Por el momento, las ayudas que el Gobierno ha anunciado para el sector son, para las aerolíneas, insuficientes. El pasado día 12 de marzo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció una línea de créditos ICO de 400 millones de euros. Esta cantidad, como denunció entonces ALA, representa casi la mitad de las ayudas destinadas al sector turístico con la situación creada por el cierre de Thomas Cook, que se elevaron entonces a 700 millones euros, siendo la crisis actual de una dimensión mucho mayor.