Coronavirus

El 80% de la hostelería esperará a la fase 2 para reabrir

La incertidumbre de la reacción de la clientela y el miedo a la falta de rentabilidad retrae la reapertura de negocios de pymes y autónomos. Los comercios apenas suman el 40% en todas las comunidades

Los comercios de proximidad y los bares y restaurantes que tienen instaladas terrazas han retomado su actividad en las zonas que han pasado a la fase 1 de la desescalada, pero lo han hecho con la la incertidumbre sobre cómo iban a reaccionar los clientes ante las medidas de protección impuestas por el Gobierno. De momento, se ha permitido acceder a esta primera fase a once comunidades, Ceuta y Melilla. En estos territorios se ha permitido la apertura de locales de hasta 400 metros cuadrados fuera de centros comerciales sin necesidad de cita previa, con un 30% del aforo, e instalar terrazas al aire libre con el 50% de las mesas y un máximo de diez personas por mesa.

Pero esta autorización no ha llevado a todas las pymes y autónomos que dirigen estos negocios a decidirse por subir la persiana. La incertidumbre ante la respuesta de la clientela ha llevado al 40% de ellos a esperar a que las condiciones mejoren, cifra que se eleva al 80% en el caso de la hostelería. Es decir, apenas ha abierto el 60% de los establecimientos, según datos de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Si se extrapolan estos datos al resto de comunidades, que aún se encuentran en la fase 0, apenas un 40% del total en España ha reiniciado sus actividades. El porcentaje más alto de aperturas se encuentra, según ATA, en los negocios de peluquería y centros de estética, entre el 73% y el 75% de media en toda España. Respecto a otros sectores, solo del 15% al 18% de las inmobiliarias y entre el 3% al 5% de hoteles y alojamientos rurales (solo en zonas fase 1) inició su actividad.

Más optimista se ha mostrado en sus estimaciones la asociación de autónomos UPTA, que citando el resultado de una encuesta propia realizada a más de 1.000 establecimientos ha asegurado que más del 75% del comercio ha abierto sus puertas, mientras que tan sólo lo ha hecho un 30% de la hostelería y ya están funcionando prácticamente el 90% de los salones de estética, belleza y peluquería. A pesar de las dudas sobre la reapertura y el temor a la acogida por parte de los clientes, UPTA considera que los datos son “alentadores” porque la mayoría de establecimientos encuestados cree que ha merecido la pena esta primera jornada.

Con menos alegría ha comenzado la reapertura de locales de hostelería, en los que las mascarillas, los geles y los guantes se han hecho cotidianos en el limitado regreso de las terrazas a las calles españolas en los territorios que han pasado a fase 1. Apenas el 51% de la población española acudió en el primer día a alguna terraza, cuyas limitaciones -no se puede ocupar más del 50% de las mesas y en cada una de ellas hay limitación- ha llevado a muchos hosteleros a desechar subir la persiana hasta que mejoren las condiciones en las siguientes fases, ya que dudan de que la vuelta sea rentable. Una reapertura que ha sido muy desigual según la fase en la que se encuentran los diferentes territorios. Según los datos de ATA, la media total nacional de aperturas se situó en este sector entre un 18% y un 20%, mientras que solo en las zonas que se encuentran ya en la fase 1 han levantado la persiana un 30%, uno de cada tres, teniendo un mayor índice de apertura las zonas rurales y las poblaciones pequeñas que los grandes núcleos urbanos.