Coronavirus

Los funcionarios desmienten a Yolanda Díaz: quedan 200.000 prestaciones por ERTE sin pagar

La ministra había asegurado que se ha tramitado el 98,5% de ellos. Además quedan pendientes decenas de miles de pagos por desempleo. CSIF carga contra la reapertura por fases del SEPE el 15 de junio

Pleno en el Congreso de los Diputados
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante el pleno celebrado en el Congreso de los DiputadosEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

“Ya se ha resuelto el 98,5% de la carga de trabajo del SEPE, por lo que estamos prácticamente al día”. Esta afirmación de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha levantado ampollas entre los empleados del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y las críticas del sindicato mayoritario de funcionarios, CSIF, que le ha recordado que todavía quedan por resolver cerca de 200.000 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), situación que conlleva esa cantidad de trabajadores que siguen sin cobrar la prestación, además de “otro número significativo sin cuantificar de parados pendientes del abono de otras prestaciones extraordinarias de protección por desempleo, a diferencia de lo que se traslada por parte de la ministra de Trabajo”, señalan desde el sindicato, que califican sus declaraciones como “irresponsables” y que “faltan a la verdad”.

A estas prestaciones pendientes por ERTE y por desempleo hay que sumar las de protección al colectivo de empleados del hogar, que aún no ha podido acometerse, y otras prestaciones ordinarias, que ya se habían visto incrementadas antes de la pandemia por culpa de la ralentización de la economía. “Todo ello ha generado una lógica frustración y preocupación en los ciudadanos afectados, a los que los empleados públicos quieren seguir atendiendo, eso sí, en las mejores condiciones”, advierten.

En un comunicado, CSIF también ha rechazado la decisión de Díaz de reabrir las oficinas del SEPE el próximo 15 de junio en aquellos territorios que se encuentren en fase 3, al considerar que habrá “desempleados de primera y de segunda categoría”, además de que la carga de trabajo de estos funcionarios sigue siendo elevadísima, con cientos de miles de afectados pendientes de cobrar su prestación. Por ello, rechazan reabrir por fases -como plantea el Ministerio- y solicitan que, antes de tomar una decisión así, se estabilice la carga de trabajo de los empleados del SEPE, ya que “es más que previsible que la angustia e incertidumbre” de los desempleados que no han cobrado su prestación “se traslade a estos trabajadores”. En este sentido, ha reclamado la presencia de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para garantizar la “invulnerabilidad” tanto de gestores como de usuarios. “Poco sentido tiene reanudar la atención a nuestros usuarios en unos territorios sí y en otros no, si no podemos estar en condiciones de garantizar una respuesta efectiva al conjunto de desempleados a los que, lamentablemente, todavía no hemos podido llegar”, subrayan en el comunicado.

Esta organización sindical también ha denunciado la mala gestión realizada por el departamento que dirige Yolanda Díaz, ya que los profesionales del SEPE “han estado trabajando durante esta crisis siete días a la semana y a doble turno, en sus propios domicilios y con sus propios equipos informáticos para resolver la avalancha descomunal de solicitudes”. Asimismo, han advertido que se mantiene una plantilla deficitaria, con un incremento de la carga de trabajo del 530%, mientras que el personal solo ha aumentado un 10% con interinos con contratos temporales de seis meses, eso sí, prorrogables a nueve.