El Gobierno se niega a prorrogar los ERTE por fuerza mayor

Ofrece por causas objetivas, pero ampliando las exoneraciones de cotizaciones. Trabajo se ha comprometido a presentar una propuesta formal por escrito, algo que demandan los agentes sociales

No hay acuerdo y las posturas están todavía muy alejadas entre el Gobierno y los agentes sociales. Enquistadas, es la palabra correcta, pese a que se ve una tenue luz al final del túnel. Tendrán que seguir negociando los ERTE tras otra reunión fallida, que ha terminado sin acuerdo, aunque con unos tímidos avances.

Al menos, el Ministerio de Trabajo ha accedido a plantearse las exoneraciones para los ERTE por causas objetivas, aunque sigue rechazando de plano la extensión automática hasta el 30 de septiembre de los ERTE por fuerza mayor.

Según han explicado a LA RAZÓN fuentes de la negociación, empresarios y sindicatos han conseguido que, al menos, el Gobierno se comprometa a enviarles por escrito una nueva propuesta para prorrogarlos más allá del 30 de junio. “Hemos puesto sobre la mesa una tercera propuesta, con flexibilidad negociadora y adaptando el sistema de los ERTE a las nuevas circunstancias”, confirmaron desde Trabajo.

En concreto, el Ejecutivo ha planteado verbalmente -sigue sin presentar propuesta alguna por escrito- mantener los ERTE de fuerza mayor pero de forma parcial, eliminar los de fuerza mayor total y propiciar su transformación hacia expedientes por causas objetivas -los que se engloban causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Según ha confirmado la secretaria de Acción Sindical de CC OO, Mari Cruz Vicente, en la reunión ha habido “al menos” este “elemento novedoso”. La oferta del Gobierno mantiene los ERTE de fuerza mayor parcial recogidos en el decreto 18/2020, pero elimina los de fuerza mayor total. A cambio, propone extender el esquema de exoneraciones de cuota de los ERTE parciales “en la misma situación y los mismos porcentajes” a los ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción. Dicho esquema recoge exoneraciones más elevadas para los trabajadores que se reincorporen a sus puestos de trabajo que los que permanezcan en ERTE y para las empresas con menos de 50 trabajadores.

Hasta este momento, las exenciones en las cuotas a la Seguridad Social se aplican solo en los ERTE de fuerza mayor, pero no en los de causas objetivas. Por ello, sindicatos y empresarios habían solicitado que se ampliaran a los de causas objetivas, pues los de fuerza mayor irán decayendo tras el fin del estado de alarma y los otros serán más habituales, algo que parece han logrado.

El Gobierno ha mantenido el esquema de reducción progresiva de las ayudas planteado hasta el momento, primando la reincorporación a la actividad, aunque se ha mostrado dispuesto a revisarlo después de que tanto empresarios como sindicatos le hayan pedido que se deje de subvencionar la vuelta al trabajo de los empleados. En el anterior acuerdo para prorrogar las ayudas hasta el 30 de junio el Ejecutivo quiso incentivar en mayor medida la recuperación de trabajadores.

El Ministerio también ha planteado prohibir las horas extraordinarias durante el tiempo que los afectados estén en ERTE y la externalización de actividades.