Las familias se aprietan el cinturón: aumenta un 5% su riqueza en pleno coronavirus

La deuda consolidada de los hogares y empresas alcanza el 141% del PIB

La riqueza financiera de las familias y empresas españolas, que se mide por la diferencia entre los ahorros y las deudas que tienen, aumentó casi un 5% en el segundo trimestre del año, cuando la economía sufría los peores efectos por la pandemia de coronavirus, hasta situarse en 1,587 billones de euros, según los datos del Banco de España.

El avance es del 4,68% respecto a finales de marzo, cuando la riqueza financiera neta de familias y empresas ascendía a 1,516 billones de euros, aunque en tasa interanual la cifra registra una caída del 0,44%, ya que entonces era de 1,594 billones.

Según las Cuentas Financieras de la economía española del primer trimestre publicadas este jueves por el Banco de España, en relación con el PIB, los activos financieros netos representaron el 135,5%, 5,5 puntos porcentuales más que un año antes.

Por componentes, el grueso de los activos financieros de los hogares se encontraba en efectivo y depósitos (el 41 % del total), seguido de participaciones en el capital (25 %), seguros y fondos de pensiones (16 %) y participaciones en fondos de inversión (14 %). El efectivo y depósitos fue el componente que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares (en 2,5 puntos) con respecto a un año antes, mientras que el peso de las participaciones en el capital fue el que más cayó (-2,5 puntos).

La deuda consolidada de las empresas y de los hogares alcanzó 1,654 billones de euros en el segundo trimestre de 2020, un 141,2 % del PIB, 8,9 puntos por encima de la ratio registrada un año antes. Este repunte se debe tanto al aumento de la deuda como, en mayor medida, al descenso del PIB (denominador de la ratio). La deuda consolidada de las sociedades no financieras representó un 80,6% del PIB, mientras que para los hogares fue un 60,6%.