Trump recrudece su guerra comercial con China y prohibirá a Alibaba y Tencent vender en el mercado estadounidense

Esta medida podría entrar en vigor el próximo lunes, a apenas unos días de la toma de posesión de Joe Biden como nuevo presidente

Logo del gigante Alibaba en su sede central
Logo del gigante Alibaba en su sede centralTHOMAS PETERREUTERS

El Gobierno de Estados Unidos, todavía bajo el mandato de Donald Trump, está estudiando la posibilidad de prohibir en el país las inversiones en los gigantes chinos Alibaba y Tencent, expandiendo la lista de empresas vetadas por supuestos vínculos con el Ejército y los servicios de seguridad de Pekín, según informó este miércoles The Wall Street Journal (WSJ). El periódico, que cita a fuentes anónimas conocedoras de la cuestión, señala que funcionarios de los departamentos de Estado y Defensa han mantenido conversaciones con el Tesoro sobre las posibles repercusiones de la medida en los mercados.

Alibaba y Tencent son dos gigantes digitales y las dos empresas chinas con más valor de mercado, con una capitalización de más de 1,3 billones de dólares entre las dos. Multitud de fondos e inversores tienen acciones de ambas compañías y prohibir las inversiones en ellas tendría un impacto mucho mayor que medidas similares ya decretadas contra otras empresas chinas.

Tras conocerse la noticia, los títulos de Alibaba cerraron la sesión en Wall Street con una caída del 5,35%, mientras que los de Tencent se dejaron un 3,97%. Aunque las empresas no están controladas por el Estado chino, funcionarios estadounidenses han dicho en varias ocasiones que éstas podrían ser forzadas por el Gobierno a compartir datos sensibles de estadounidenses.

La Administración saliente de Donald Trump anunció el pasado mes de noviembre una lista de una treintena de empresas chinas que se vetarán a los inversores por su supuesto apoyo al Ejército y los servicios de seguridad y espionaje de Pekín. Como consecuencia de esa medida, la Bolsa de Nueva York anunció este miércoles que finalmente excluirá a las tres grandes telefónicas estatales chinas: China Mobile, China Telecom y China Unicom. La medida anunciada por Trump entra en vigor el próximo lunes, a apenas unos días de que el demócrata Joe Biden asuma la Presidencia de Estados Unidos.