Comisión inmobiliaria por vender un piso: ¿cuánto cobran las agencias y de qué trámites se encargan?

Las tradicionales establecen un porcentaje en función de sus servicios y experiencia. Mientras, las inmobiliarias online o “proptech” cuentan con tarifas fijas

Carteles de alquiler y venta en una agencia inmobiliaria
Carteles de alquiler y venta en una agencia inmobiliariaCristina BejaranoLa Razón

Colgar anuncios atractivos, recibir a los potenciales compradores, negociar el precio de venta, recabar todos los documentos necesarios o gestionar la firma ante notario. Estos son solo algunos trámites por los que tendrá que pasar para vender su vivienda. El proceso puede ser largo y tedioso, por ello muchos propietarios deciden solicitar ayuda profesional. Las agencias inmobiliarias se encargan de prácticamente todo el proceso de venta a cambio, claro está, de unos honorarios. El comparador financiero Helpmycash resuelve las principales dudas sobre los servicios que incluye la comisión inmobiliaria y cuál es su coste en una completa guía disponible en su web.

Las condiciones del servicio suelen quedar reflejadas en lo que se conoce como hoja de encargo. Su firma no siempre es obligatoria, pero sí recomendable. Deberá leer atentamente este documento antes de firmarlo para evitar perjuicios, advierte Helpmycash.

¿Cuál es el coste habitual de la comisión inmobiliaria?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el coste de los honorarios no está regulado, por lo que cada agencia puede establecer un coste en función de sus servicios y experiencia. El comparador financiero estima que el coste habitual de esta comisión oscila entre el 3% y el 7% sobre el precio de venta de la casa. “A este importe habrá que sumarle el IVA del 21%, ya que, a no ser que lo especifiquen, este impuesto al consumo no suele venir incluido en el porcentaje”, añade Helpmycash.

Existen dos tipos de agencias: las tradicionales y las online o “proptech”. Estas últimas sí que suelen cobrar una tarifa fija cuyo importa varía según los servicios contratados (entre los 1.000 euros y los 5.000 euros), por lo que negociar el coste de la comisión inmobiliaria para intentar conseguir un mejor precio no suele ser posible.

El coste de este servicio lo suele asumir el vendedor, aunque en algunas zonas el coste de los honorarios se reparte entre vendedor y comprador. En este último caso, el interesado en comprar la vivienda deberá estar bien informado de esta condición para evitar correr el riesgo de perder la venta en el último momento.

¿Qué servicios incluye?

1. La valoración de la vivienda: las agencias valoran su vivienda para sugerirle un precio de mercado y así poder comenzar con el proceso de venta. Helpmycash recomienda pedir a la inmobiliaria que haga un análisis del precio sugerido y que justifique por qué debe vender a este importe para evitar precios inflados. También es aconsejable consultar a varias agencias antes de contratar a un en concreto.

2. La promoción para vender el inmueble: la inmobiliaria se encargará de las imágenes, vídeos y planos de la casa para publicar anuncios atractivos en los principales portales inmobiliarios. También la promocionarán en su web y se encargarán de posicionarla en los buscadores.

3. Filtrar a los compradores: a medida que los interesados en su vivienda vayan contactando con la agencia, esta se encargará de filtrarlos. Evaluará su situación económica para encontrar el mejor perfil.

4. Gestionar las visitas a la vivienda: una vez elegidos los candidatos, la inmobiliaria se encarga de concertar citas para visitar la vivienda. El vendedor puede estar presente o no durante estos encuentros, pero suele ser el trabajador de la agencia quien se encarga de explicar de forma atractiva todos los atributos de la vivienda.

5. Negociación de los términos de compra: la agencia se encargará de mediar entre el vendedor y los potenciales compradores para conseguir las mejores condiciones y lograr que ambas partes queden satisfechas.

6. Documentos necesarios: hay 10 imprescindibles para vender una casa. Además, la falta de algún papel puede impedir la compraventa e, incluso, puede hacer perder a un comprador.

7. Asesoramiento legal y fiscal: esta es una de las principales ventajas, ya que el agente se encargará de explicarle las implicaciones legales, los impuestos que se deben pagar y le aconsejará para que el proceso sea lo más sencillo posible.

8. Acompañamiento hasta notario: el día de la firma ante notario el agente inmobiliario estará presente para verificar que todo sale bien y para cobrar su honorarios por el servicio prestado.